Día 7. PRASILY – STOZEC 67 Km

Arrasamos con el desayuno bufet. Es una de las ventajas de viajar en bici, que puedes comer lo que te de la gana sin coger kilos.
Salimos a montar las alforjas en la parte trasera del hotel. Unos leves rayos de sol se filtraron entre las nubes y nos hicieron albergar falsas esperanzas. Ni una hora duró la alegría, una pena no disfrutar de estas montañas con un poco de sol.

Dejamos Kvilda haciendo más agua que el Titanic, pero cuando más desanimados estábamos llegó la recompensa. Desde el primer día que entramos en República Checa no paramos de subir, o esa era la sensación que teníamos. Nada más abandonar Kvilda, por una carretera paralela al río Moldava (Vltava en checo), comenzamos un descenso de al menos 20 Kms, una autentica gozada. Llovió bastante durante la bajada pero la sensacion de hacer kilómetros sin esfuerzo nos hacía olvidar que ibamos calados hasta los huesos.

El río Moldava nace en estas montañas y pasa por Cesky Krumlov y Praga, desembocando en el río Elba.
Llegamos aún lloviendo a un pequeño pueblo llamado Stozec y nos refugiamos en la Penzion Pstruh. 38€.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s