Ripoll- Vic

A las 7:15 nos encontrábamos en la estación de Sants, a punto para comprar billetes dirección Ripoll. El vagón estaba lleno de personas que iniciaban sus vacaciones de Semana Santa con bicicletas, mochilas y niños / as de todas las edades.

Comenzamos nuestra aventura en la estación de Ripoll y, nada más comenzar nos damos cuenta de que unos de los porta equipajes está muy bajo y, posiblemente, esto nos lleve problemas. Intentamos arreglarlo al ritmo de la música y, con más o menos suerte, parece que algo hemos conseguido. El camino es muy bonito, tranquilo y lleno de vegetación, qué fácil es ir en bici por este tramo!

Pasado el pueblo de Sant Joan de les Abadeses, comenzamos la subida al Coll de Santigosa. Entre risas, música y muy buen ambiente, vamos haciendo camino y pequeñas paradas para reencontrarnos todos. Con más o menos esfuerzo, llegamos arriba del puerto de montaña donde nos hacemos unas cuantas fotografías, satisfechos de nuestro triunfo.

P1170938 - copia

La bajada empieza fantásticamente bien, aire en la cara y un viento frío que nos hiela los huesos pero … ohhh !!! No era del todo bajada y vuelve a haber subida de nuevo, cogemos fuerzas y la emprendemos hasta que, finalmente, la bajada es constante y nos lleva hasta Olot donde pararemos a comer y descansar un poco.
Volvemos a emprender camino, mucho más fácil y por un camino de arena que nos llevará hasta Sant Esteve d’en Bas, donde dormiremos en casa de un familiar. aún así, existe un refugio construido este año por los peregrinos del camino de Santiago, justo a la entrada del pueblo. Según dicen, el refugio era la antigua comisaría.

Al día siguiente nos levantamos llenos de energía e ilusión, sin saber qué era lo que nos esperaba.
Al principio todo iba genial, hasta que nos adentramos en un camino de piedras, llamado “camino de los machos”, y, a la vez, camino de Santiago. Bajamos de las bicicletas porque es imposible realizarlo montado y vamos haciendo camino, con una sonrisa en la cara pensando que pronto acabaría. Pero era mentira !!! Ese camino nunca terminaba, piedras y más piedras, subida y más subida y nosotros arrastrando la bicicleta. Musiquita y buen rollo entre nosotros hasta que una cadena se rompe …
IMG-20130327-WA010
Por suerte, en menos de lo que pensábamos llegamos a lo que parece ser el punto más alto de todo, donde volvemos a descansar y preguntamos por el camino a seguir. Emocionados, subimos de nuevo a la bici y emprendemos el camino pero en un santiamén, la cadena se vuelve romper y así durante todo el camino, sin duda, no sabemos arreglar cadenas.
IMG-20130324-00333
Vamos oyendo truenos detrás nuestro, pero no podía llover, no íbamos a tener tan mala suerte, ¿verdad? Pues sí, empieza a llover muchísimo, muy fuerte y todos nos ponemos los chubasqueros y, al mismo tiempo, empieza a granizar.

Continuamos el camino lloviendo y llegamos a una colina. Parece que empieza a venir niebla así que bajamos rápidamente por un camino estrecho y lleno de charcos de agua. Poco después nos vuelve a llover ya granizar, así que nos colamos en un porche de una casa particular donde nos hacemos la comida que, con todo esto, ya eran las 17:20 de la tarde.

Después de comer, encontramos a unas chicas muy agradables que nos dicen que el camino, a partir de ahora, es mucho más sencillo y que llegaremos rápidamente a Vic … pero no era exactamente así! Tardamos muchísimo, se nos oscurece y ya son las 19:00 y es completamente oscuro.

Deberíamos estar en Vic, pero no podemos llegar, todavía quedan 20 kilómetros. Debemos encontrar donde dormir así que decidimos ir a la iglesia, a ver si tenemos posibilidad de dormir allí. Una vez llamamos al cura y estamos a la espera, vamos a tomar algo caliente en el bar más cercano y una buena noticia telefónica nos informa que sí podemos dormir en la iglesia.

Al día siguiente volvimos a emprender camino, desviándonos dirección Manlleu para intentar cambiar la cadena ya que en l’Esquirol,  el pueblo donde nos encontrábamos no había ningún taller. Allí, en Manlleu arreglaron la cadena y puamos seguir el camino que ahora era seguía las marcas del camino de Santiago Catalán.

Y así fue como llegamos hasta Vic, después de mil aventuras y desastres naturales propios de una salida a la que un grupo grande no estaba del todo acostumbrado.

P1180020

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s