Diario de ruta

Día 0.- La llegada a Sevilla

Cómo es de esperar, y siguiendo la tónica de otros viajes, siempre, siempre, siempre vamos mal de tiempo. Lo positivo de esto es que lo vivimos como una aventura, al límite. Lo negativo, que vamos a contrarreloj y esta, no fue una excepción.

Por la mañana tocaba trabajar, el día anterior habíamos enviado las bicicletas por MRW (43€, llegan de un día para el otro y no puede superar los 25 kilos).


A las 15:30 salíamos dirección al aeropuerto de Barcelona, para coger el vuelo dirección Sevilla.

rr
Llegamos pasadas las 19:00 y a las 20:30, en el centro de Sevilla estábamos a 37 grados. – La que nos espera- (pensamos) y paseamos cerca de la Giralda, nos damos una buena cena para coger fuerzas y con el calor de la noche, nos vamos a dormir, mañana será un gran día.

Dejamos todo preparado y hacemos una última ojeada la guía, que nos acompañará todo el camino y nos será de gran utilidad. Guia Bici:Map. 100% recomendable, práctica, de poco peso, con mapas, alojamientos… no es la primera vez que usamos esta editorial y esperamos seguir usándola! Nos encanta!

ee

 

Día 1.- Sevilla- Almadén de la Plata 87 km

Primer día y nos lo tomamos con calma. Nos levantamos temprano pero tenemos que montar las bicis de cero, así que, entre una cosa y la otra, salimos las 7.00. Nada más poner rueda en el suelo, nos damos cuenta que, Alejo, se ha dejado el GPS en casa, así que empieza divertido el viaje.

Salimos siguiendo las flechas que nos acompañaran durante todo el recorrido estos 12 días de ruta. Pero ojo, que la salida de Sevilla no es tan fácil como esperábamos y damos algún otro rodeo. Nos lo tomamos con gracia, “como no tenemos GPS”… y así avanzamos por un bonito y tranquilo camino, (donde perdemos la esterilla), atravesamos un riachuelo y, finalmente llegamos a Guillen, dónde desayunamos una deliciosa Sandía y volvemos a emprender el camino con ganas.

1

Nos toca desviarnos y coger la primera subida pedregosa del día. Como ya se de qué va esto, dejo que Alejo se adentre en solitario n su pequeña aventura. Yo doy un rodeo de unos 11 km en dirección a Castillblanco (por carretera poco transitada y de poco arcén), donde me vuelvo a juntar con él en el otro extremo.

El camino es, mayoritariamente, por carretera. Poco (o muy poco) transitada y con constante sube y baja que, para ser el primer día, te hacen forzarte bastante. Pero bueno, hemos empezado hoy, así que vamos con buen humor. Un poco de música y ha subir! El calor aprieta y a las 13.00 es casi imposible seguir pedaleando por esa carretera, así que encontramos un árbol donde descansar, en mitad de la nada, comer algunos palitos y galletas y reponer fuerzas para el último tramo.Es evidente que el calor no va a parar, así que decidimos salir.

1.1

últimos kilómetros para llegar a Almadén de la Plata yo, con la lengua fuera y bajada relajante con una entrada triunfal al pueblo gracias al primer pinchazo de la ruta. Alejo a reventado, literalmente, la cámara. Cómo somos expertos en el tema (el bastante más que yo), en un periquete, tenemos cámara nueva, rueda hinchada y puesta en el sitio. Vamos en busca del albergue para ducharnos y descansar. 8€ (precio para jóvenes menores de 30). Compramos algo de pasta en el super, cereales y varios para mañana. Enseguida nos vamos a la cama, aún nos queda mucho por pedalear.

1.3

Día 2.- Almadén de la Plata- Vilafranca de los Barros 102 km

Salimos temprano, son las 6.15 de la mañana y decidimos coger el camino. Es en subida y atravesando varias fincas. Finalmente, volvemos a enlazar con una carreterita de curvas (en subida, como no). Para salir del camino, la puerta que da acceso a la carretera está cerrada, así que nos toca levantar a peso las bicicletas. Ya hemos gastado la mitad de las energías del día!

2.2
El camino es muy bonito, seco, caluroso y monótono, pero es bonito. Al ser por camino es más entretenido y vamos volteando las piedras y demás. Nos hacemos fotos en las paradas y algunas fotos de postal. Parece que el camino no acaba nunca. hace muchísimo calor, tenemos al viento de cara, cosa que nos hacen ir más lentos pero, a la vez, nos refresca un poco. Ya queda menos (pensamos) y finalmente, llegamos a un pueblo donde en mitad de un parque, dejamos las cosas, compramos dos refrescos y comemos unos buenos bocadillos de jamón que nos entran la mar de bien.

2El descanso/siesta se hacen más largo de lo que debía, pero salimos de nuevo, con fuerza hasta vilafranca de los barros. Los últimos km son por carretera y hace un calor del demonio. A apenas 14 km antes de llegar, encontramos un bar medio escondido donde nos bebemos las mejores coca cola de la historia y seguimos pedaleando hasta encontrar el albergue. Esta vez son 10 euros, porqué es privado, pero tiene todo lo necesario. Salimos en busca de un super, así que excursión al mercadona en bicicleta (no sea que nos olvidemos de pedalear). Nos montamos la cena más gorda del año (pan, embutido, tortilla y arroz con leche) y nos vamos a dormir.

2.1

Día 3.- Vilafranca de los Barros- Valdesalor 110 km

Madrugamos de nuevo. Es lo que toca sinó queremos pasar tanto calor. Por la mañana cogemos asfalto. Rodamos mejor al no haber sol, ni trafico. Llegamos a  Mérida, después de unas cuantas fotos en su puente de piedra y primera parada para descansar y desayunar.

qqq

Atravesamos Mérida, sin visitarlo y cogemos un carril bici que nos lleva hasta el embalse de Montijo que, rodeamos para volver a coger el camino. Nos hubiera gustado bañarnos pero retrasamos nuestro horario y vamos muy justos de tiempo, así que seguimos pedaleando a golpe de calor.
La tarde se hace muy dura por carretera. Una carretera secundaria por donde no pasa ningún coche y el calor sale, incluso, del suelo.
3
Nos faltan 15 km para llegar a Cáceres, pero antes hay una fuerte subida, así que decidimos quedarnos en el albergue público de Valdesalor, cenar un buen plato combinado en el bar del pueblo (el único bar) y descansar para mañana.

 

Día 4.- Valdesalor- Galisteo 93 km

Empieza la mañana con subida, pero no es tan dura como parece. Una vez en Cáceres cogemos el carril bici que nos lleva hasta el lago y seguimos por caminos hasta el mismo. Estan construyendo el Ave, eso nos hace desviarnos un kilómetro del recorrido, pero no es demasiada molestia, en bicicleta se hace en un momento.

1

Como es de costumbre, hace mucho calor pero ya lo vamos interiorizando bastante. Seguimos pedaleando en subida, constante subida y paramos en el medico para hacer unas preguntas sobre mi piel. Siempre me pasa algo! Hemos perdido un buen rato, pero el aire acondicionado de la sala de espera nos ha subido el ánimo.
Vamos en busca de una farmacia y paramos a comernos unos bocatas antes de la última subida importante del día.

2

Vemos a la primera ciclista de la ruta. Va sola, con una bici de 29” de paseo. Habla inglés y se la ve mejor que a nosotros! Ella sigue pedaleando, así que decidimos no parar más, no sea que nos adelante (debe tener unos 60 años!)

Subida y bajada impresionante. Tomamos una coca cola en un bar, como ya es costumbre y nos indican por un camino equivocado la misma gente del pueblo. Nos desviamos para coger el camino que toca y en menos de 10 km llegamos a Galisteo. Un bonito pueblo amurallado.

3

Allá, buscamos el albergue, que está fuera de la muralla y nos cuesta 15 euros con desayuno incluido. Es un albergue bastante nuevo. Y sólo estábamos con la misma señora ciclista que nos encontramos al mediodía…

4

 

Día 5.- Galisteo- Calzada de Béjar 78 km

Por fin empezamos a notar más fresco durante el día. Nos ha hecho mucho sol pero las temperaturas se han mantenido. Que así siga!!
Salimos de Galisteo por una pequeña carreterita para empezar un camino de 15 kilometros. El camino, precioso. Pasábamos de caminos anchos y estrechos, pasando por cancelas, que debíamos abrir y cerrar a nuestro paso. Pensábamos que tardariamos menos tiempo en llegar al Arco de Caparra, pues desde Galisteo son solamente 30 km, pero el camino nos hace ir más despacio.

5

Paramos en Arco para hacernos las fotos míticas, desayunamos, descansamos y seguimos pedaleando. Nos toca subir el puerto de Béjar, así que más vale que tengamos fuerza.  La subida la hacemos por carretera, a estas horas del medio día el sol se nota pero no tanto como los otros días. Decidimos parar a comer una hamburguesa completa que, por cierto, estaba buenísima!

Con la barriga llena, seguimos pedaleando cuesta arriba. La carretera tiene poco transito y vamos a un ritmo de 11km/h. Parece poco, pero en subida, cargados como mulas y con la comida en medio del esternón, os aseguro que es un ritmo rápido (para mi, seguro).

8

Finalmente llegamos a Calzada de Bejar, un pueblo que no tiene nada, salvo un albergue monisimo, (13 euros con desayuno incluido) y un bar donde nos hacen unos macarrones con tomate y atún riquísimos.

9
Hoy tenemos tiempo de sobra, paseamos por el GRAN pueblo (véase el sarcasmo), vemos una serie y nos ponemos a dormir. Mañana llegamos a Salamanca!

3

Día 6.- Calzada de Béjar – Salamanca 75 km

Hoy ha salido un día bastante tranquilo. Salimos de Calzada de Béjar, después de un buen desayuno en el albergue. El día aparece nuboso, pero tenemos la esperanza que salga el sol. Nunca se sabe por estas tierras.

2

Seguimos en subida, aproximadamente, unos 25 kilometros. Atravesamos caminos rurales, cancelas y carreteritas estrechas, pasando por pueblecitos minúsculos y ganado suelto por los alrededores.

1

El día no cambia, no sale el sol y empiezan a caer las primeras gotas de lluvia. Seguimos con la esperanza de que serían 4 gotas contadas, así que seguimos pedaleando hasta que, “o nos ponemos el chubasquero o en nada aparecerá el arca de noé”.

5

Nos encontramos con unos ciclistas que están haciendo el camino a la inversa, nosotros ahora vamos de bajada, tranquilos, relajados (aunque mojados), y ellos están haciendo la subida. Son 4, se les ve contentos… aún les quedan muchos km por recorrer.

El camino se nos hace corto, las bajadas nos dan mucha velocidad aunque debemos controlar la bicicleta porque el suelo está mojado. En un periquete, llegamos a Salamanca. Son las 15.00 del medio día, así que buscaremos donde dormir, pasearemos y comeremos como reyes. Esa es nuestra intención!

6

Día 7- Salamanca- Zamora- 70 km

Amanece con lluvia, así que hoy la salida será más tardía.
Son las 10.30 de la mañana cuando salimos por la puerta. Hacemos los 35 primeros km por carretera. El camino va paralelo a la carretera pero al estar todo mojado, es preferible el asfalto. A parte, hay muy poco tránsito y mucho, mucho viento.

Nos quedan 35 km para llegar a Zamora, los haremos, mayoritariamente, por caminos. El sol sale y aprovechamos para hacer alguna que otra foto. El camino transcurre al lado de la vía del tren y la señalítica no nos permite perdernos.

8
Sabemos que vamos a llegar temprano, así que nos lo tomamos con relativa calma.
Entramos por el puente equivocado, así que seguimos todo el cauce del río para llegar hasta el albergue municipal, el mejor que hemos visto en todo el camino, de carácter voluntario y con unas hospitalarias más que simpáticas.

Compartimos habitación con otras 6 personas, 2 de ellas catalanes que empezaron hace casi 1 mes el camino, también desde Sevilla, pero a pié. Nos cuentan sus pequeñas hazañas, están contentos y sin dolores (cosa rara).
La tarde la pasamos callejeando y buscando el mercadona para aprovisionarnos de alimentos. Luego, volvemos al albergue y salimos de nuevo a tapear un poco, nos han comentado que Zamora, para el paladar, es de lo mejor!.( y no es mentira).

Acabamos la jornada con los preparativos para mañana. Debemos salir antes de las 8, así que a dormir temprano y con ganas, que dicen que el desayuno del Albergue, es de lo mejorcito!.

Día 8.- Zamora- Calzadilla de Tera (72 km reales) 102 km

Etapa aparentemente larga, pero de las más llanas recorridas hasta el momento. La salida de Zamora es sencilla, al curso de la nacional y con bastante frío mañanero.

14

El desayuno en el albergue público de Zamora fue una gozada y podemos empezar el viaje con fuerza. Nos han comentado que, justo al llegar a Granja de Moruela, algunos ciclistas siguen la carretera para ahorrarse casi 30 km, así que, eso es lo que decidimos hacer nosotros.

13

El camino no tiene nada de especial, carretera, llanura y poco más. A medio día, decidimos meternos, de nuevo, por caminos, para hacer un poco más divertido el camino. Paramos a descansar y a comer un buen plato de pasta (de esa pasta de bolsa que viene ya con su salsa) y descansamos en la plaza del pueblo a la vez que nos caían 4 gotas encima.


Seguimos el camino, ya con más verde y un poco pedregoso hasta llegar a Calzadilla de tera. Un pueblo pequeño que dispone de un edificio a disposición de los peregrinos, con 8 camas, un aseo y una ducha de agua caliente (suficiente para nosotros).
Nos damos una buena ducha, vamos a comprar al super y nos preparamos la cena antes de dormir.

Día 9.- Calzadilla de Tera- Lubián 83 km

Genial día de pedaleo. La mayor parte día a sido por unas carreteritas con muy poco tráfico. Hemos hecho muchas subidas y bajadas pero, a medida que avanzaba el día nos hemos ido acostumbrando a ello.

18

A parte, nos ha tocado subir el puerto más alto de toda la vía de la plata: El Padornelo, 1350 metros de altitud. Yo, que soy una cagada en cuanto a subidas, debo decir no nos  ha costado demasiado esfuerzo, han sido unos 6 km de subida, bastante fácil y asequible a todos (no me he bajado de la bicicleta y eso es todo un mérito!) Sigo pensado que, aún no he encontrado nada igual de dura que el puerto de O’cebrerio.

Si había subida, era evidente que encontraríamos bajadas, cosa que nos alegraba el cuerpo y la temperatura. Ya, los últimos kilómetros antes de llegar a Lubián han sido un poco pesados, ya íbamos cansados de tanta subida y encontrar el albergue ha sido todo un laberinto!

Ahora, el Albergue era genial, aunque solo tenía un único baño. La habitación general estaba arriba y, abajo, en el comedor y cocina, había dos literas más, donde nos hemos quedado nosotros, así podíamos vigilar las bicicletas. El Albergue lo llevan diferentes voluntarios del pueblo y no cuesta más de 3 euros! Fantástico!

1

Mañana ya entramos en Galicia, el verde se empieza a notar a nuestro alrededor!

Día 10- Lubián- Viladerrei 87 km

Vaya día el de hoy. Salíamos contentos, pensando que haríamos una etapa de 60 km, relajados, con algunas subidas y bajadas propias de la zona. Íbamos sin prisa y sin darnos cuenta, nos hemos pasado un desvío y hemos acabado en la variante de Verín.

15

A simple vista, pensamos.. bueno, no pasa nada, vamos a llegar igualmente a Santiago pero, hasta que no miramos el mapa, no nos damos cuenta que es agregarle 23 km más a la ruta. Pero somos tozudos y decidimos NO volver atrás y deshacer los 6 km que hemos hecho, así que seguimos avanzando, una larga bajada y luego, pequeñas pero constantes subidas.
En Verín, el calor aprieta y aún nos queda una la larga y costosa subida, así que decidimos parar a comer un buen menú en un restaurante, descansamos a la fresca de la terraza, con una cervecita y, luego, emprendemos el camino hasta el pié del puerto. Nos quedamos descansando en la sombra, nos esperan 9 interminables km de subida, con el sol a nuestra izquierda, apretando fuerte. Hacemos paradas cada 2 km, de menos de un minuto, para no perder el ritmo, aunque, a quien pretendo engañar, llevo un ritmo de 8-10 km/h!.

17

Finalmente llegamos a Viladerrei, el albergue novísimo y para nosotros solos. Nos damos una buena ducha, compramos unas coca colas, y nos hacemos pasta con tomate para cenar. Mañana no tenemos mucha intención de madrugar, aún así nos vamos temprano a dormir, estamos cansados.

Día 11.- Viladerrei- Cea 78 km

Salimos pasadas las 10 de la mañana. De villaderrei a Ourense, nos encontramos con subidas y bajadas, mas bajas que subidas que nos alegran la mañana.
Llegamos a ourense a las 2 para parar a comer y descansar.Ponemos sello en una iglesia, compramos en el supermercado y nos plantamos en medio de un verde parque de perros… Aguantamos poco, porqué nos damos cuenta de la situación, así que vamos al otro lado del río a descansar.

21

El sol aprieta fuerte, así que nos quedamos mas tiempo de lo normal. Son las 18, aún a 39 grados en orense, morimos de calor pero debemos salir. Decidimos coger la variante que se une de nuevo en Cea, nuestro lugar de pernoctación.

Los primeros 5 km bien, luego viene una subida infernal, de 3 km a un 21% de inclinación, toca bajarse y arrastrar. Bastante duro este tramo, para que engañarnos!.

19

Luego atravesamos caminos, empedrados, húmedos y algunos con agua! Aunque esta parte ha sido bonita y diferente. Llegamos a Cea bastante cansados, son las 21, el albergue está apunto de cerrar y nosotros no tenemos comida. Compramos y nos cocinamos algo rápidamente, hay gente en el albergue, así que no podemos hacer ruido.

20

Mañana, a las 8, debemos estar fuera, el hospitalero ha sido muy claro con eso. última etapa para nuestra aventura.

Día 12- Cea- Santiago de Compostela 87 km

Último día. Esto se acaba y quiere decir volver a la rutina, volver al día a día, al trabajo, al estrés… Dejaremos atrás las pocas preocupaciones que nos deja este camino, sólo encontrar dónde dormir y algún bar para tomar un refresco. Toca centrarse y volver a empezar…

24

En fin, Salimos de Cea, los últimos, a las 8 de la mañana. El fresquito de la mañana se siente pero rápidamente calentamos motores con la primera subida del día. Hoy pinta todo por carretera y, a medida que avanza el día, el calor se apodera de nosotros.

22

Podemos llegar temprano, pero decidimos parar a comer a las 13.00. Compramos una buena fabada de lata en el supermercado, y en una sombra, nos la cocinamos a la vez que descansamos.

23

Nos falta nada para llegar a Santiago, mucho calor y… atención, se avecina un pinchado en mi bicicleta. El primer día tuvimos el primero, de Alejo, y ahora que acabamos, parece ser que me toca a mi. Pero.. no queremos cambiarlo, así que, hinchamos la rueda y llegamos, sin necesidad de cambiarla hasta la mismísima catedral de Santiago. Colección de fotos, así, asá y de todas las maneras posibles.

Acabamos el día en el Albergue “La estación”, 10 euros por dormir en un Albergue nuevo, con buenas duchas, cocina y a 15 minutos a pié del centro.

Acaba nuestra aventura pero mi cabeza no deja de pensar en la siguiente…!

Anuncios

2 Respuestas a “Diario de ruta

  1. genial….gracia por tu blog, me ha ayudado atener una idea de ese camino en particular desde Sevilla…les agradeceré mucho si me puedes guiar con lo que debo llevar, será mi primera vez haciendo un viaje en bici. gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s