Enlace

Sort y Estany de Sant Maurici

Excursión por los alrededores de sort

Hace unos dias cogimos un alojamiento en el centro de Sort (Lleida), hostal Les Collades. Buen precio, desayuno básico incluido y céntrico.

Nos metemos en el coche con más maletas que un viaje de más de un mes. 3 horas después, sorteando curvas, llegamos a Sort.

Es temprano y hace buen tiempo, así que cogemos fuerzas con un café, mochilas preparadas y hacemos una ruta improvisada y circulae, de unos 12 km.

La ruta transcurre por un sendero marcado con rallas o puntos amarillos, pasando por pequeños pueblecitos de encanto.

La vuelta, la hacemos rápida, nos instalamos en el hostal y salimos con el coche direccion Llessui, un pueblito de montaña, a 13 km de Sort. Paseamos por los alrededores, y vamos hasta el mirador de Sant Jaume donde, un perro vecino nos lleva y nos hace compañia hasta el mirador.

Vuelta a Sort, ducha, cena y a dormir. Mañana tenemos intención de acercanos al parque Natural de Aiguestortes, a ver el estany de Sant Maurici.

Estany de Sant Maurici

Bajamos a las 8 a desayunar. Somos las primeras y nos sirven pan con tomate, tortilla francesa, zumo.y café.

Enseguida nos movemos hacia el coche dirección Espot. Solo salir, recogemos a una señora que hacia autoestop para ir a Rialp así que la llevamos con nosotras.

Una vez en Espot, nos toca aparcar. La pista que sube hasta el parquing del parque natural está cerrada así que nos va a tocar caminar más de lo previsto.

Dejamos el coche y empejamos a ascender. Estamos a unos 1300 metros aproximadamente. El camino es de subida todo el tiempo pero no se hace pesado. En hora aproximadamente llegamos al enlace con el otro camino que, si hubieramos podido llegar, habríamos salido por ahí.

Empieza a aparecer un poco de nieve y en escasos metros, todo el camino se convierte en un manto blanco. Nos queda aún, una hora para llegar arriba.

Estamos sudadas al llegar al lago, llevamos un paso bastante ligero , así que cambio de ropa y a abrigarsd bien.
Tomamos unos frutos secos y algo de fuet para reponer fuerzas y seguimos caminando para ver la cascada de Ratera, a unos 30 minutos.

Aquí ya estamos a 2000 metros. Hace más frío y viento, así que no nos quedamos demasiado y empezamos a bajar. 1hora y 45 minutos más tarde, llegamos al coche. Han salido 18 km!!

Volamos hacia Sort para hacernos unos macarrones y descansar un poco.
La tarde la dedicamos a comprar loteria en la Bruixa d’or (porque este año nos va a tocar) y tomamos algo antes de volver al hostal a cenar y descansar.

Mañana nos levantamos temprano para ir hacia Meranges donde hemos quedado con miembros del club Katoa para hacer el Stage de pretemporada.

Anuncios
Enlace

Día 47. Último día y regreso a Barcelona

Último día en Indonesia.

Hacemos las mochilas, salimos a desayunar y cogemos la moto dirección Dempasar.

Vamos en busca de una mochila que sea buena, bonita y barata. Después de entrar en un centro comercial y en varias tiendas dedicadas al deporte outdoor, Helena se compra una buena mochila Deuter, bastante más económica que en España.

Regresamos a Kuta a por los últimos regalos, comemos y vamos al aeropuerto.

Nos toca coger 3 vuelos.

El primero, con air Malasya, de 3 horas. Escala de 4 horas en Kuala Lumpur. Se pasan relativamente rápido.

Segundo vuelo con Emirates de 6 horas y pico. Nos han tocado unos buenos asientos en la segunda planta y tenemos mucho espacio para estirar las piernas. Nos pasamos la mayor parte del tiempo durmiendo.

La escala la hacemos en Dubai, de otras casi 4 horas. Emirates regala helados para todos, así que pasamos el rato paseando por el aeropuerto o escribiendo el blog.

Este es el último vuelo hasta Barcelona. Casi 7 horas. Ahora ya vemos peliculas y estamos más despiertas.

El viaje se ha acabado…. 47 fantásticos días. Esperando el próximo!!

Enlace

Día 46. Volvemos a Ubud

Nos levantamos tranquilamente antes de ir a desayunar y prepararnos para la mañana de hoy.

Como Helena no ha estado en Ubud, conduciré en moto hasta allí. Gracias a la aplicación MapsMe, podemos visualizar el mapa y orientarnos sin problema (aunque a veces nos meta por algunos caminitos extraños…).

A las 10:30 llegamos por la zona de Ubud y visitamos la cueva del elefante. Yo no había estado antes así que perfecto.

El templo, no tiene mucho, a excepción de una pequeña cueva y alguna fuente/cascadita.

Salímos y vamos directas al mercado de Ubud donde compramos algunas cosas de recuerdo.

Callejeamos hasta el Monkey Forest (aunque esta vez no entramos) y acabamos comiendo por la zona.

No nos podíamos ir sin hacernos un masaje de 90 minutos por 6 euros!!

La vuelta a Kuta se hace bastante rápida. Dejamos lo que habíamos comprado en el hotel y volvemos a salir por la zona céntrica. Donde nos regalamos una enorme pizza de 4 quesos para cada una.

Aunque no es demasiado tarde, nos vamos a dormir relativamente temprano. Mañana es el último día y hay que aprovecharlo al máximo!!

Enlace

Día 45. Llegada a Dempasar, Kuta. Bali

Enlace

Día 44. Ritual funerario Ma’nene

Nos despertamos con ganas de comernos el mundo, y eso hacemos. Nos tomamos un desayuno con zumo, fruta, huevos, pancake, tostadas y café/té. Estamos que reventamos.

Dejamos las mochilas en recepción y vamos a alquilar una moto. Finalmente ayer decidimos seguir el tour por nuestro própio pié.

Alquilamos una moto por 80k (4,8eur), ponemos 1 euro de gasolina y volvemos al mercado de ayer. Compramos unas pastas típicas, unas libretas y lapices de colores. Queremos ir a los poblados Ma’nene ha ver los rituales funerarios y pensamos en dar esto como agradecimiento.

Tenemos un largo viaje. 1 hora y media aproximadamente. A medida que avanzamos vamos subiendo una montaña bastante mal asfaltada. Y, casi sin darnos cuenta (por la belleza del paisaje que contemplamos), llegamos al primer poblado.

Vemos mucha gente, muchas motos aparcadas. Ahí está pasando algo. Aparcamos la moto, hablamos con algun giri que también estaba allí y nos metemos entre los locales.

Estan delante de las tumbas que tienen dentro de las rocas. Las puertas estan abiertas y muchos atauddz estan fuera. Vemos como sacan un cuerpo cubierto de telas. No todos tienen ataud.

Unos 500 metros mas adelante, vemos como abren un ataud y vemos el estado del difunto. En este caso, el cuerpo se ha conservado bastante bien. Tiene la piel grisacea y zonas blancas pero se puede distinguir perfectamente. El ataud está lleno de ropa y de cosas del difunto.

Hay otros cadaveres que no los abren. Simplemente vuelven a envolver el cuerpo con otra tela, para así conservar más el cuerpo.

No hemos acabado de entender si este rito se hace cada año o cada 3 o 5 años. Como decía hay cuerpos que se dejan mostrar y cambian de ropa, otros simplemente los abren para verlos y otros los vuelven a envolver para conservarlos mejor. Quizá es cada 5 años que les canvian de ropa, cada 3 que abren el ataud y cada año les vuelven a envolver con una manta nueva. No estamos seguras de esto.

Regresamos camino a Rantepao donde comemos, devolvemos la moto, hablamos con una pareja española/italiana, paseamos y, a las 20 nos montamos en el sleeper bus que nos lleva a Makassar.

A ver qué tal el viaje de hoy.

Enlace

Día 43. Alrededores de Rantepao

Hoy nos hemos levantado con ganas de culturizarnos. Enseguida estamos listas para empezar la mañana.

A las 8.30 llega Anis, otro guía diferente al de ayer, a buscarnos. Éste es de habla inglesa pero nos entendemos bastante bien.

La primera parada la hacemos al mercado. Hoy, al ser martes, traen al ganado que está a la venta. Hay un montón de búfalos, cerdos y gallinas/gallos. Los bufalos y cerdos, mayoritariame te los venden para los funerales, los gallos y gallinas para consumo própio.

También callejeamos por el mercado de alimentos y artesania. Anis nos explica a cerca de diferentes productos típicos o verduras de la zona.

Volvemos al coche. Nos espera un caminito mal asfaltado, de curvas y piedras para llegar a un pequeño pueblito tradicional, llamado Ketekesu, con sus casas Toraja, rodeado de verdes campos de arroz y su própio cementerio.

Las casas Toraja estan estructuradas de una manera especial. La planta baja es para dejar al ganado por la noche, normalmente búfalos. El primer piso está dividido en tres zonas. La del medio sirve para cocinar, comer, reunirse y, por la noche, para que los hijos duerman. Una pequeña habitación a un lateral es para los padres o, en caso de haber un difunto, para que esté ahí el cadáver a la espera del funeral. La otra pequeña habitación es para rezar (encarada al norte) y también para dormir.

En muchas casas hay los cuernos de búfalo. Son una simple decoración del hogar. Las casas Toraja sólo pueden estar pintadas de 4 colores. Rojo, q simboliza la vida (sangre), blanco, q significa la pureza, negro que significa la muerte y el amarillo que significa la devoción/ protección de/a los dioses.

Visitamos su pequeño cementerio. La gente más rica tiene unas estatuillas que les representan dentro de los grandes sarcofagos. Y, en la roca, estan los ataudes de antiguos familiares (unos 400 años atrás). Muchos ataudes se han deterioriorado y caido de las paredes. Es por eso que hay esqueletos y restos de craneos por doquier.

Seguimos la visita ha un árbol de difuntos bebés. Parecido al que vimos ayer.

Anis nos lleva a ver otro cementerio en una cueva natural. Es decir, una cueva que ha existido toda la vida y donde los aldeanos han ido colocando los ataudes con los difuntos. También observamos muñecos de madera representativos de los familiares. Nos explica que, si el ataud tiene forma de búfalo es porqué el difunto era varón, en cambio, si el ataud tiene forma de cerdo, el difunto era una mujer. Eso eso es así porqué los hombres cuidan a los búfalos y las mujeres a los cerdos…

Hacemos una parada para comer y continuamos en el pueblo de Lemo, conocido por sus tumbas en la piedra. Nos recuerdan un poco a las nuestras, con más desorden. Para poner lo ataudes tiene que construir andamios de bambú.

Pasamos por arrozales donde vemos como sacan el arroz y regresamos a Rantepao.

Descansamos y caminamos por el pueblo. Hoy cenamos más temprano que otros días y decidimos anular el tour guiado de maňana para hacerlo nosotras por nuestra cuenta. Nos da la sensación que es demasiado dinero, el ritmo que llevamos es muy lento (aquí todos llevan la vida muy pausada y calmadamente).

Por lo tanto, mañana vamos nosotras a la aventura!

Enlace

Día 42. Funeral Toraja

Hoy empieza nuestro tour. Tres dias de tradición y cultura Toraja.

Empieza la mañana con un buen desayuno y a las 9 en punto aparece nuestro guia Andy a recogernos.

Estamos en la región Toraja, turísticamente frecuentada por sus curiosos funerales. Para ellos, el funeral es el momento más importante de sus vidas (y eso que no lo disfrutan pq ya han muerto!).

Nuestro guía Andy, es un auténtico Toraja. Nos comenta que sólo quedan 37 en toda la región. El decidió ser soltero para conservar aún más sus origenes. Bajo sus palabras, nos dice que el deber de un Toraja es aconseguir dinero para poder pagar su funeral. De esta manera, recae sobre ellos, una gran responsabilidad que, a su vez, está llena de orgullo.

Hoy hay un funeral. De hecho pueden llegar a durar una semana. El funeral al que acudimos, dura 4 días. El difunto, de cstegoria noble, de 107 años, lleva 8 meses muerto. Los difuntos pueden permanecer en las casas años, hasta que la família consigue suficiente dinero para el funeral, supera el duelo y, construye, si es necesario, las casas donde se hospedaran los invitados.

El difunto permanece dentro de las casas con una inyección de formol (que se debe inyectar 4 horas después de fallecer). Con esto consiguen conservar el cuerpo inoloro durante 4 años, aunque la piel empieza a oscurecer con el tiempo. Antiguamente se conservaba el cuerpo del difunto con medios naturales (se les sacaba las visceras y se llenava de plantas para apaciguar el olor).

Llegamos al funeral antes de las 10 de la mañana. Lo que podemos ver al salir del coche son un montón de bufalos y cerdos agonizando, aparte de invitados y turistas observando el acto.

Según nuestro guía, los invitados estan allí porqué, o bien deben algo o lo hacen para poder recibir en su funeral. Parece que es una gran fiesta. Los invitados estan reunidos en pequeñas casitas numeradas. En la número 1 está el cuerpo del difunto (no se puede ver) y, de menos a mayor número, se coloca a la gente en relación al trato con el difunto.

Lo primero que vemos es como los invitados regalan los bufalos. Se hace el recuento y se enregistra todo en un libro. Los regalos se van dando por famílias o grupos de aldeas y, la família del difunto, les ofrecen en las casitas, te, pastas y tabaco. Se dejan unas cantidades desorbitantes de dinero en estos funerales.

Al ser el segundo dia del funeral, sólo podemos ver como se dan las ofrendas. Durante todo el dia se repite el procedimiento (recuento, baile y pastas) así que nos marchamos dirección ma’nene. Otro poblado con tradiciones peculiares.

En este poblado (ma’nene) desentierran a los difuntos, los limpian, visten y pasean una vez al año, justo a finales de agosto. Hoy, al ser el primer dia, sólo han abierto la puerta de las tumbas. Intentaremos volver dentro de dos días para ver los cuerpos (momificados) fuera del ataud.

La tradición Toraja cree, por un lado, en los dioses de la tierra, el cielo y el mar. Y, por el otro, en la religión cristiana.
Según la creencia Toraja, los humanos formamos parte de la tierra y, por eso los muertos deben estar enterrados entre el mar y el cielo. De ahí sus famosas tumbas en las piedras.

Si un bebé nace y se muere, se le entierra dentro de un árbol porqué se considera que tiene el alma pura. No se le hace funeral y lo meten dentro del árbol por la noche, tapado con unas ojas.

Hemos acabado el dia visitando artesana donde hemos visto como convertian el algodón en hijo y como confeccionaban alfombras, sarones y otros elementos decorativos.