Enlace

Día 48.- 23 horas de escala en la Terminal 3 de Singapur

Me habían dicho y había leído que el Aeropueeto de Singapur era uno de los mejores del Mundo. Bien, pues aquí va mi experiencia durante mi escala de 23,5 horas.
Llego pasada la media noche y me dispongo a buscar una hamaca o similar donde dormir. Estoy en la terminal 3, es grandiosa. Camino y camino. Finalmente encuentro un sitio de descanso, pero todas las tumbonas estan ocupadas. Así que tocará dormir en el suelo. Por suerte es un suelo enmoquetado, así que me pongo una chaqueta encima, la mochila de cogin y un gorro para taparme que me tapa la luz y a dormir. Es cierto que me despierto muchas veces, pero pensaba que sería peor.

Por la mañana, voy en busca del Free Tour Singapoure, un tour grstuito que ofrecen desde el Aeropuerto para los viajeros que hacemos escala. En las primeras horas ya no quedan plazas, así que me apunto al de las 14.00. 
Busco un sitio donde desayunar, pero todo es tan caro…. acabo en el Donkin Donnuts i viendo capitulos de una serie. 
Cuando ya me he aburrido, me paseo por el aeropuerto, visito el Jardín de Mariposas, la zona de cine, pruevo las máquinas de masaje gratuitas (aquí me estoy un buen rato), los diferentes establecimientos comerciales i… oh! Ah un 7 eleven! 

Entro a ver los precios… extremadamente altos. Me dispongo a comprar una barrita de chocolate cuando un buen hombre me ofrece un billete de 10 dolares. Me dice que se va del País y que no los puede descambiar. Me siento la chica más afortunada del mundo!.

Aunque parezca mentira, ya es la hora. Feliz con mi compra (una chocolatina, unas patatas y una cocacola), vuelvo al puesto del free tour y procedimos a salir del aeeopuerto.

Hay una pareja India muy naja, muy interesada en mi viaje, que no paran de preguntarme cosas. Así que buena parte del viaje lo comparto con ellos. Pasamos el control, subimos al bus y nos enseñan las vistas de la ciudad. A lo lejos, parece ser una ciudad enorme.

Nos llevan a uno de los parques más importantes, donde hay una gran variedad de plantas.

Luego, a una especie de centro comercial, donde al otro lado del rio, vemos los enormes edificios de bancos y empresas.

Y, ya está, vuelta al aeropuerto. Pero bueno, han sido casi 3 horas. Ya queda menos.

Vuelvo a la zona de sofas que hacen masaje y me estoy un buen rato viendo series hasta que me quedo sin bateria. Compro una hamburguesa en el Burguer, conecto el móbil a cargar, paseo de nuevo y espero a que habran la puerta de embarque.

Aunque suene increible, ya han pasado las 23 horas. El aeropuerto no me ha parecido tan increible. Los baños estan limpisimos, hay wifi disponible todo el tiempo, hay alguna que otra atracción para distraerte, te dan caramalos en todos los puestos de información (ojo, los morados son malos). El aire condicionado es fuerte, pero con una chaqueta, solucionado el problema. Y, nosé, poco más. Me he sentido cono Tom Hanks por con un día en la película de “La Terminal”.

Vuelta a casa y a empezar de nuevo la rutina. A esperar la próxima aventura y viaje!

Anuncios
Enlace

Día 47.- Último día en Bankgok y vuelo hacia Singapur

​Me tomo el día con calma.  Bajo al 7 eleven a comprar un lar de bikinis para desayunar y me planteo que hacer en mis ultimas horas por Bankgok. 

Decido acercarme al centro comercial MBK del que todos hablan. Un enorme establecimiento de 7 plantas rodeado de muchos otros centros comerciales, una locura de lugar. 

Según mi opinión, no tiene nada de especial, y lo precios no son mucho más baratos que en españa. Incluso, por lo general, los souvenirs son más caros que en cualquier mercadillo de calle. Lo bueno es que puedes dejar tu equipaje gratuitamente durante 12 horas 🙂

Salgo del centro, empezaba a tener frío y me dispongo a buscar una peluqueria para que me saque las trenzas. Me queda poco dinero, así que para llevarme 10 euros en billete Thailandés, aprovecho y que me dejen bien el pelo de nuevo. 

Encuentro un lugar, cercano a la zona comercial, donde por 7 euros, me sacan las trenzas, me laban y me secan, así que ahí voy… no sé que producto me ponen en la cabeza cuando me lavan el pelo después de haberme sacado las trenzas, pero la realidad es que mi pelo se ha convertido en dos enormes rastas. Han utilizado un jabón o yo que sé que me da la sensación que van a tener que raparme el pelo. 

Las peluqueras también flipan como yo y, lo que debían de ser 30 minutos, se convierten en 90 sacandome todos los enrredos. Creo que no es posible de imaginar, pero me han tenido que romper el pelo, volvermelo a lavar… y tenía a 4 mujeres a la vez! En fin, finalmente salgo y vuelvo al centro comercial.

Como algo, recojo mis cosas de la consigna y voy en busca del skytrain que me lleva hasta el aeropuerto.

Una vez ahí, facturo la maleta y espero a que llegue mi vuelo que me llevará hasta Singapour. 

En el avión voy cómoda, no tengo nadie al lado. Me pongo una serie y nos traen la cena….

A las 00:15 llego a Singapour, toca buscar un sitio donde dormir…

Enlace

Día 46.- Halong y viaje a Bankgok

El hostel/albergue donde dormimos es el mismo en el que estuve yo hace 5 días. Ponemos el despertador a las 7 de la mañana, aunque a las 6:20 estoy despierta. Espero a que ellos se levanten pero parece ser que estan muy cansados, así que decido empezar antes el día. 

Me visto, recogo mis cosas y bajo a desayunar. Salgo por la puerta en busca del centro de literatura, está a unos 30 min a pié, así que, sabiendo que son 5 y que tardaran en levantarse y ducharme, creo que tengo tiempo de sobra.

Paseo por calles inundadas de tráfico y motos que intentan atropellarme constantenente. Llego al lugar, pago 30.000 y entro. Son jardines unidos por una pasarela, con alguna que otra edificación.

Creo que no lo se apreciar del todo bien. Eso sí, hay unos árboles milenarios preciosos…

Vuelvo al hostal, veo que estan apunto de terminar el desayuno así que rápidamente salimos en busca del museo de la Mujer. Caminamos bastante y entramos en un enorme museo dedicado a las mujeres vietnamiras, luchadoras, trabajadoras, ejemplares. Precioso lugar.

Luego, intentamos hacer algunas compras pero cae el diluvio universal así que decidimos parar para comer. Como veo que voy a ir a contracorriente con las compras, decido despedirme de ellos e ir a comprar y comer más tarde.

Callejeo por el centro comercial, buscando algo que me agrade, provandome chaquetas e intentando regatear.

Finalmente, consigo lo que querıa, busco un lugar barato para comer u vuelvo al hostal a por mis cosas.

Mis amigos estan descansando, así que recogo mis cosas y espero al taxi que me llevará hasta el aeropuerto. En 50 min llego, hago las colas pertinentes, más de 90 minutos pero, finalmente estoy dentro, esperando el vuelo que me lleva de nuevo a Bangkok.

Aterrizo, paso los controles (muyy largossss)  voy a por mi mochila y cojo un taxi hasta el centro, toca descansar para acabar de ver el centro de Bankgok y volver a emprender un vuelo hasta Singapour donde haré escala hasta Barcelona. 

Enlace

Día 44.- Seguimos de crucero

Nos hemos puesto el despertador a las 5 de la mañana para ver salir el sol desde la cubierta. La verdad es que el cielo estaba bastante tapado y no hemos pidido ver nada…. así que os hemos vuelto a los camerinos hasta las 6:45, hora del desayuno.

Una gran variedad de platos, desde dulce, salado y fruta han aparecido en nuestra mesa. Enseguida hemos llegado a la primera parada del día, unas cuevas preparadas para el turismo, con luces, escaleras. Eran bastante grandes y profundas, aunque después de ver tantas cuevas, dificilmente nos impresiomamos.

Eso sí, hace una humedd inimaginable.

Volvemos al barco, hacemos las maletas y cambiamos a un barquito más pequeño que nos lleva hasta una islita con bungalows, lugar donde pasaremos el resto del día y noche.

Para empezar nos dan la bienvenida con una comida buenisima y repleta de todo, luego vamos a los bungalows ha descansar.

La tarde es tranquila, tumbados en las amacas con el mar delante. Albert y Ferran cogen un Kayak dursnte un rato y nosotras nos mojamos un poco en el agua hasta la hora de la cena.

Un buffet buenisimo con gran cantidad alegra a nuestros estomagos, nos quedamos charlando un rato más y a dormir. Mañana volvemos a Halong y cogemos un bus hasts Hanoi.

Enlace

Día 43.- Crucero en la Bahía de Halong

Me despierto temprano, son las 6:45 cuando empiezo a desayunar y espero a que mis amigos que estan de viaje por Vietnam pasen a buscarme para ir a contractar un crucero por la Bahia.

Llegan y caminamos en busca de una agencia después de preguntar y ver las diferentes opciones, de hablarlo y seguir hablandolo, decidimos contractar un crucero de 3 días, dos noches con Imperial Crusses. 142 euros, con entradas a las cuevas, a un mirador, las diferentes comidas, salida en kayak… 

A las 11:30 nos pasa un coche a buscar y nos llevan hasta el puerto, donde salen los cruceros. Subimos y nos invitan a un té helado y nos dan las habitaciones. 3 dobles con aire condicionado y baño. 

Seguidamente subimos a comer. Nos van trayendo platos, pescados, arroz, pollo… 

Luego descansamos un poco y vamos a ver toda la bahía desde un mirador. 

Volvemos al barco, nos ponemos el bañador y nos bañamos durante un rato en medio del mar. El agua está calentisima. 

Seguimos con el bote hasta una plataforma donde nos dan kayaks y remamos un rato entre fotos y preciosas montañas rocosas.

Volvemos al barco a ducharnos y enseguida toca la cena, con un karaoke para rematar la noche.

Hace mucha calor, pero en la habitación se está bien. Vamos pronto a dormir, queremos despertarnos temprano para ver la salida del sol…

Enlace

Día 42.- Hanoi y Halong

​6:30 de la mañana y estoy en pié. Me decido a levantarme, recoger las cosas y desayunar temprano. No son más de las 7:15 a.m cuando estoy paseando por la ciudad de Hanoi. 

Primera hora de la mañana y hay cientos de personas en pié, miles de motos que intentar pasar y atropellarte. Es un caos, hace muchisima calor y la orientación hace rato que la he perdido. 

Llevo un mapa pero ea muy dificil localizar algún punto. No se si es el mapa o soy yo que he perdido el rumbo.

Encuentro la esglesia de Sant Jose (creo que se llama así) es de las pocas que quedan de cuando los franceses estuvieron aquí. Me recueda un poco a la NotreDam de Paris.


Sigo caminando hasta el lago que hay en el centro de la ciudad y luego me adentro más al casco historico. Son las 9 de la mañana y no se puede estar del calor que hace.

Intento buacar una cafeteria, pero no tengo suerte. Solo hay tiendas, tiendas y más tiensas de soivenirs, ropa, hilo, hierro, reloges… todo lo que uno se puede imaginar… pues aquí todo está diferenciado por calles. Mochilas a una calle, reloges a otra, ropa en otra, chatarra en otra, luces, electronica… es un caos! Motos, gente, basura, calor y más calor.

Entro a una compañia aerea para comprar mi vuelo de vuelta a Bankgok (no más bus!), el viernes por la noche llegaré a Thailandia.

Hago algunas compras de ropa North Face, aunque es falsa la calidad es buena y los precios aún mejor. Pero no quiero comprar por comprar. Así que vuelvo al guest house donde he dormido, recogo mis cosas y cojo un taxi hasta la estación de bus.

No sé si sale algun bus hacia Halong Bay, pero lo voy a intentar. Tengo mucha suerte pues solo llegar, compro el billete y salgo hacia Halong. 4,5 horas en un bus local, con aire condicionado y wifi. Increible. Por 4 euros. 

Llego a Halong, con unos chicos Chinos cogemos un taxi hasta un hostel que queda en el centro. Cojo habitación compartida, dejo mos cosas y salgo a callejear. 

Esto no tiene nada, me recuerda a Marina Dor (y eso que nunca he eatado) hoteles, hoteles, bares, restaurantes y más hoteles. No hay nada más. Creo que si cruzo un puente llego al otro lado donde debe haber la zona comercial, pero despues de rodear todo y ver q solo puedo llegar por carretera, me vuelvo por otro camino, haciendo así casi 2 horas de paseo y paro en un restaurante a tomar una cocacola bien fria y una pizza que no era como me esperaba.

Vuelta al guest house a ducharme y ver un poco de serie. Mañana en principio me encuentro con unos amigos que han estado veranenado de sud a norte por Vietnam. 

Enlace

Día 41.- Llegada a Hanoi

Seguimos en el bus. A las 01.00 de la madrugada, el bus se ha parado hasta las 6.00. Por lo visto, la frontera no habre hasta las 7.00. 

A las 5.30 nos han puesto una música, el sol había salido, tocaba despertarse. 

A eso de las 6.30 hemos llegado a la frontera y esperado a que abrieran las puertas.

Hemos tramitado el sello de salida de Laos y luego, los extrangeros, hemos caminado alrrededor de 1 km con niebla espesa hasta la frontera Vietnamita, donde hemos conseguido el sello de entrada.

Eran las 8:30 cuando volviamos al bus, a intentar dormir con la “agradable” música. 

Una pequeña parada de 20 minutos para comer y a las 18.00 llegabamos a Hanoi.

El Japonés tenía una reserva en un albergue, así que hemos cogido juntos (los 3) un taxi hasta ahí, hemos cogido litera y nos hemos dado una buena ducha.

Hemos salido juntos a callejear y encontrar dónde cenar. Finalmente, una cena variada para cada uno. Espagueeti, pizza y comida asiática. Hemos vuelto a eso de las 23.00 al albergue para dormir y empezar un nuevo dia en la ciudad que acabamos de conocer, Vietnam