Enlace

Etapa 9.- Grañon – Villambistia 22km

Las 7. 00h, se encienden las luces. Los 9 peregrinos nos despertamos y empezamos a preparar nuestras mochilas.

Al bajar la escalera un desayuno nos espera. Leche, café, tostadas, bollería y galletas. Ya tenemos las pilas recargadas para empezar. Esperamos a los últimos para salir juntos y empezar la jornada.

El camino es parecido al de ayer, rodeadoa de campos de ceereales y paralelos a la nacional. Vamos caminando junto con Ana (de Tudela), Jose (de Valencia) y Nicolas (de francia). Este último ha salido desde su casa, 68 dias atrás y ya lleva más de 1700 km a sus pies.

Descansamos para picar algo a los 10km, acompañados de un perrito hambriento.

Antes de las 12 llegamos a Belorado, lugar donde muchos peregrinos acaban su etapa, pero 16 km nos parecen pocos, seguimos un rato más.

El camino, junto con todos, se hace más ameno y divertido, aunque los últimos km antes de llegar a Tosantos se nos hacen un poco largos. Aparte, no hay donde comer y debemos seguir 2km más hasta el siguiente pueblo Villambistia.

A pesar de las ampollas y alguna que otra rozadura, seguimos caminando y paramos en el primer bar del pueblo. Ahí cada uno escoge su menú y seguimos hablando acerca de lo que nos queda hasta Vilafranca Montes de Oca… Cuando de pronto, oimos que está cerrado el albergue, así que no queda otra que pagar 38 euros por una habitación doble o quedarnos aquí y dar por finalizada la etapa con 22km.

Por concenso decidimos esto último y buscamos el albergue donde descansamos, nos duchamos y acabamos la tarde en el mismo bar, tomando algo y jugando al futbolin, trivial y pictionary.

A las 22.30 estamos de nuevo en el albergue, pero acabamos con un juego de cartas, unas risas y a la cama. Mañana nos queda la última etapa.

Anuncios
Enlace

Etapa 8. Najera-Grañon 30km

Es temprano cuando habren las luces. Las 7 de la mañana para ser exactos. Los peregrinos empiezan a vestirse y prepararse para la jornada de hoy así que, nosotros, hacemos lo mismo. Abrigados y con el calzado puesto, empezamos nuestra segunda etapa.

Aún es de noche, el frío todavía está presente y no hay ningún bar abierto cerca para desayunar. No tenemos otra alternativa que caminar hasta el primer pueblo, a unos 6 kilómetros de Najera.

Medio bocadillo de tortilla francesa con queso y un par de tostadas con mermelada son más que suficientes para afrontar los siguientes kilómetros.

Por el camino vamos coincidiendo con otros peregrinos con los que hemos pasado la noche. Intercanviamos algunas palabras y seguimos avanzando hasta Santo Domingo de la Calzada. Aquí ya llevamos 23 kilómetros.

Entramos en el albergue para informarnos. Hay una fiesta medieval y nos parece entrañable como lo tienen todo montado así que decidimos ir en busca de un lugar para comer… Hay tanta gente que se nos hace imposible encontrar mesa así que acabamos en diferentes paraditas comiendo manjares tipicos de la zona y algún que otro dulce.

Más tarde, pagamos por entrar a la catedral, ver al gallo blanco, leer la historia del peregrino ahorcado y, depaso, observar una exposición de pesebres.

Aún no hemos acabado la visita, teníamos que subir hasta el campanario donde se divisaban las vistas de los próximos kilómetros que nos quedaban por recorrer.

Volvemos a por las mochilas y seguimos nuestro camino, 7 km más y llegamos a Grañon un pequeño pueblo donde nos acogen en el albergue parroquial, nos obsequian con cena y un momento de reflexión personal antes de ir a dormir. Aquí és donde realmente encontramos la esencia del camino. Con el hospitalero Mario (italiano) y su gran parentesco con Santa Claus.

Somos 9 peregrinos y juntos creamos una pequeña familia… Vamos a dormir, toca descansar.

Enlace

Etapa 7. Logroño – Najera 30km

Volvemos al camino. Que obsesión, no?
Lo dejamos el 5 de julio en Logroño después de 6 intensas y preciosas etapas atravesando los pirineos y cruzando Navarra.
Ahora, justo 5 meses después volvemos a la ciudad donde lo dejamos para seguir 4 días más.

Amanece el día y, después de un intenso y baratisimo desayuno empezamos nuestro camino, siguiendo las conocidas flechas amarillas.

Los primeros kilómetros son la salida de la ciudad pero en breve nos adentramos a un hermoso parque, llamado Granera. Un precioso lago con cisnes, patos y gente pescando nos van alegrando la mañana. No hace frío y es de agradecer y mientras hablamos acerca de 1001 temas, llegamos a Navarrete, lugar donde ponemos nuestro primer sello y nos cambiamos el calzado para evitar ampollas.

Seguimos la ruta, bien marcada, pasando por olivares y viñedos. Comemos algunas uvas negras que ya han caido y conocemos a Oscar, un peregrino que salió 5 días a través de Saint Jean…

Paramos a comer en un pequeño restaurante. Aún nos quedan 10 kilómetros pero vamos con calma, tranquilos. Saboreando cada paso, cada escena y cada paisaje.

Finalmente, y tras observar Najera a lo lejos durante casi 2 horas, llegamos a su albergue.

Ahí, junto con otras 40 personas más (casi todos varones) nos duchamos, y salimos a por fruta. También aprovechamos a conocer su templo…

Cenamos mientras jugamos al ajedrez antes que nos cierren la luz (cualquiera que viera la partida se daría cuenta de la poca idea que tenemos del juego).

Son las 22, toca ir a dormir. Nos cierran las luces, se hace el silencio. Con ganas de que llegue mañana…

Enlace

Sort y Estany de Sant Maurici

Excursión por los alrededores de sort

Hace unos dias cogimos un alojamiento en el centro de Sort (Lleida), hostal Les Collades. Buen precio, desayuno básico incluido y céntrico.

Nos metemos en el coche con más maletas que un viaje de más de un mes. 3 horas después, sorteando curvas, llegamos a Sort.

Es temprano y hace buen tiempo, así que cogemos fuerzas con un café, mochilas preparadas y hacemos una ruta improvisada y circulae, de unos 12 km.

La ruta transcurre por un sendero marcado con rallas o puntos amarillos, pasando por pequeños pueblecitos de encanto.

La vuelta, la hacemos rápida, nos instalamos en el hostal y salimos con el coche direccion Llessui, un pueblito de montaña, a 13 km de Sort. Paseamos por los alrededores, y vamos hasta el mirador de Sant Jaume donde, un perro vecino nos lleva y nos hace compañia hasta el mirador.

Vuelta a Sort, ducha, cena y a dormir. Mañana tenemos intención de acercanos al parque Natural de Aiguestortes, a ver el estany de Sant Maurici.

Estany de Sant Maurici

Bajamos a las 8 a desayunar. Somos las primeras y nos sirven pan con tomate, tortilla francesa, zumo.y café.

Enseguida nos movemos hacia el coche dirección Espot. Solo salir, recogemos a una señora que hacia autoestop para ir a Rialp así que la llevamos con nosotras.

Una vez en Espot, nos toca aparcar. La pista que sube hasta el parquing del parque natural está cerrada así que nos va a tocar caminar más de lo previsto.

Dejamos el coche y empejamos a ascender. Estamos a unos 1300 metros aproximadamente. El camino es de subida todo el tiempo pero no se hace pesado. En hora aproximadamente llegamos al enlace con el otro camino que, si hubieramos podido llegar, habríamos salido por ahí.

Empieza a aparecer un poco de nieve y en escasos metros, todo el camino se convierte en un manto blanco. Nos queda aún, una hora para llegar arriba.

Estamos sudadas al llegar al lago, llevamos un paso bastante ligero , así que cambio de ropa y a abrigarsd bien.
Tomamos unos frutos secos y algo de fuet para reponer fuerzas y seguimos caminando para ver la cascada de Ratera, a unos 30 minutos.

Aquí ya estamos a 2000 metros. Hace más frío y viento, así que no nos quedamos demasiado y empezamos a bajar. 1hora y 45 minutos más tarde, llegamos al coche. Han salido 18 km!!

Volamos hacia Sort para hacernos unos macarrones y descansar un poco.
La tarde la dedicamos a comprar loteria en la Bruixa d’or (porque este año nos va a tocar) y tomamos algo antes de volver al hostal a cenar y descansar.

Mañana nos levantamos temprano para ir hacia Meranges donde hemos quedado con miembros del club Katoa para hacer el Stage de pretemporada.

Enlace

Día 47. Último día y regreso a Barcelona

Último día en Indonesia.

Hacemos las mochilas, salimos a desayunar y cogemos la moto dirección Dempasar.

Vamos en busca de una mochila que sea buena, bonita y barata. Después de entrar en un centro comercial y en varias tiendas dedicadas al deporte outdoor, Helena se compra una buena mochila Deuter, bastante más económica que en España.

Regresamos a Kuta a por los últimos regalos, comemos y vamos al aeropuerto.

Nos toca coger 3 vuelos.

El primero, con air Malasya, de 3 horas. Escala de 4 horas en Kuala Lumpur. Se pasan relativamente rápido.

Segundo vuelo con Emirates de 6 horas y pico. Nos han tocado unos buenos asientos en la segunda planta y tenemos mucho espacio para estirar las piernas. Nos pasamos la mayor parte del tiempo durmiendo.

La escala la hacemos en Dubai, de otras casi 4 horas. Emirates regala helados para todos, así que pasamos el rato paseando por el aeropuerto o escribiendo el blog.

Este es el último vuelo hasta Barcelona. Casi 7 horas. Ahora ya vemos peliculas y estamos más despiertas.

El viaje se ha acabado…. 47 fantásticos días. Esperando el próximo!!

Enlace

Día 46. Volvemos a Ubud

Nos levantamos tranquilamente antes de ir a desayunar y prepararnos para la mañana de hoy.

Como Helena no ha estado en Ubud, conduciré en moto hasta allí. Gracias a la aplicación MapsMe, podemos visualizar el mapa y orientarnos sin problema (aunque a veces nos meta por algunos caminitos extraños…).

A las 10:30 llegamos por la zona de Ubud y visitamos la cueva del elefante. Yo no había estado antes así que perfecto.

El templo, no tiene mucho, a excepción de una pequeña cueva y alguna fuente/cascadita.

Salímos y vamos directas al mercado de Ubud donde compramos algunas cosas de recuerdo.

Callejeamos hasta el Monkey Forest (aunque esta vez no entramos) y acabamos comiendo por la zona.

No nos podíamos ir sin hacernos un masaje de 90 minutos por 6 euros!!

La vuelta a Kuta se hace bastante rápida. Dejamos lo que habíamos comprado en el hotel y volvemos a salir por la zona céntrica. Donde nos regalamos una enorme pizza de 4 quesos para cada una.

Aunque no es demasiado tarde, nos vamos a dormir relativamente temprano. Mañana es el último día y hay que aprovecharlo al máximo!!

Enlace

Día 45. Llegada a Dempasar, Kuta. Bali