Enlace

Día 32.- Trekking en Luang Namtha

Hoy el día prometía. 7 de la mañana y suena el despertador, nos equipamos pars el trekking y salimos a desayunar.

El dia amanece lloviendo pero tenemos la esperanza de que mejore. Nos montamos en una especie de furgoneta con una pareja italiana y una chica Israelí.

Primera parada al mercado, a comprar parte de la comina que cocinaremos en la selva. Arroz, pollo y vegetales.

Segunda parada, en un poblado donde habitan 400 personas. Es bastante pobre pero a la gente se le ve feliz.

Tercera parada: empieza el treking. Pantalon largo, botas bien atadas y repelente para matar a toda una población.

Como llueve todos los dias, el suelo esta resbaladizo y… Pam primera ostia del día, Saskia se cae cara. Posible capsulitis al canto. Seguimos avanzando a la vez que sudamos como pollos asados. Hay una humedad increible. Por suerte, no llueve.

Hacemos una parada donde, nuestro guia, nos hace unos bastones con bambú para poder seguir avanzando. Ahora, el chico va con unas chanclas de playa y pantalon corto…

El italiano se resbala y acaba metiendo el pie entero en el rio… pobre…  pero bueno, en la segunda parada, donde llevaremos poco mas de una hora, nos montan una fogata donde el chico calienta la bota y cocinamos la comida… 

Una especide de sopa, pollo y hacen salsa de tomate poniendo el tomate dentro de un tronco de bambu, calentadolo y echando abundante azucar.

Nos hacen los palillos chinos para poder comer, incluso cucharas con ojas de platano.  En 90 minutos está todo listo. En el mercado habían comprado arroz que ya estaba hecho, así que en unas hojas, nos han dado una bola de arroz y… a comer!

Imposible comer con los palillos…. nos ponemos salsa de tomate y Helena se arriesga con los vegetales que no saben demasiado bien, aparte saben a cilantro y lo odiamos. 
Seguimos la caminata, esta vez más hacia dentro. Ya no hace tanta calor y vamos pasando por riachuelos donde si o si, acabaremos metiendo los pies.

Ojo al dato, porque la selva está llena de sanguijuelas, así que en alguna ocasión hemos tenido que sacarnoslas.

Hemos caminado alrededor de dos horas más hasta llegar a la carretera, donde hemos esperado a que llegara el conductor y poder llegar al guesthouse a ducharnos.

Hemos aprovechado para comprar los tickets de bus para mañana y rehacerme las trenzas en una peluqueria local.

Luego, una buena cena y a descansar! A ver que nos depara mañana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s