Enlace

Día 25.- Chiang Mai y el Masaje en la carcel de mujeres

Después de conseguir donde dormir, nos hemos levantado tranquilamente, viendo el capitulo del programa “buen camino” y pensando que hacer durante la mañana.

Al salir, hemos llevado la ropa para que nos la lavaran y hemos comprado algo para picar, ya eran pasadas las 10:30.

Hemos callejeado, viendo diferentes templos y preguntando que tipos de excursiones ofrecian para tener una idea.

Seguidamente, hemos ido a la carcel de mujeres. Rubén y Marcela nos habían hablado sobre esta, así que nos hemos acercado a informarnos y ha coger hora para un masaje thai.

Hemos seguido caminando en busca de una oficina donde ofrecieran una experiencia con elefantes, donde no los maltractasen y así poder pasar el día con ellos. Hemos caminado hasta llegar a la dirección que teníamos pero ahí nos han hablado de otro lugar diferente al que nosotras buscabamos pero con el mismo fin: no maltractar al animal, sinó cuidarlo.

Hemos estado bastante rato hablando con Jack, el dueño del local, quien nos ha informado super bien, nos ha dado un trato excelente y seguramente contrararos con el la experiencia.

Al salir, el sol empezaba a apretar, hemos caminado en busca de unas piscinas de un hotel. El precio son 50 bath, pero al ver el agua tan verde, no nos ha acabado de convencer y hemos decidido ir otro día a las piscinas olimpicas de la ciudad, haber si tenemos más suerte.

Aunque se acercaba la hora de comer, aun no teníamos hambre asi que, aprovechando que estabamos cerca de nuestro hostal, hemos subido 30 minutos antes de volver a la prisión de mujeres.

Eran las 14:30 cuando salíamos, un sol ardiente nos quemaba la piel pero la carcel estaba a escasos 15 minutos, así que paseando por la sombrita hemos llegado rapidamente al lugar.

Una vez ahí, nos han atendido como reinas. Nos han hecho pasar y dado una ropa de color rosa muy finita, nos han lavado los pies y hemos esperado a ser atendidas en unas butacas super relajantes.

El ambiente era tranquilo,  con una música que ofrecía paz interior. Nos han pasado a una sala grande con más persones, aunque a mi me han llevado a una más pequeña porqué no les quedaban más camas.

El masaje consistia en ir apretando diferentes partes del cuerpo, piernas, brazos y espalda. No sabria describirlo demasiado bien. A la vez eran, incluso, estiramientos donde las chicas iban apretando. Había alguna parte que dolía pero, en general, nos ha gustado mucho.

A la salida, nos han dado una tacita de té y hemos vuelto al hostal, hacia tanto calor que no se podía estar en la calle. Justo antes de llegar, hemos parado en una especie de coffe shop donde nos hemos comprado dos trozos de pastel (de manzana y zanahoria) y dos batidos de chocolate helados.

En el hostel, hemos visto un capitulo de nuestra serie y como ya eran las 18, hemos salido a alquilar una moto donde han tardado más que si pidieramos una hipoteca al banco…

Al salir, hemos acabado en una peluqueria haciendonos esto!

Después de varios días pensandolo y después de averiguar lo horrible que es peinarse por la gran humedad que hay y lo mal que me quedaba el pelo, he acabado convenciendo también a Cris para que se lo hiciera. Hemos tenido a tres chicas, durante 1 hora y poco remenandonos el pelo y haciendonos mil trencitas. Unas mujeres encantadoras.

A la salida, hemos ido a contratar la excursion de elefantes y el curso de cocina para el lunes y martes y, seguidamente al night market, donde hemos comprado algunas cositas y hemos cenado de maravilla!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s