Enlace

Día 3. Borobodur

Cristina estaba empeñada en ver el amanecer de Borobodur. En todos lados habíamos leído que era precioso, así que tocaba madrugar.

La noche anterior decidimos hacer la excursión por nuestra propia cuenta, sin tour y con la moto alquilada. El trayecto de 1 hora y 15 minutos no debia presentar gran dificicultad.

Sin más preámbulos empieza la mañana a las 4 de la madrugada. Nos vestimos, cogemos lo necesario y nos montamos en la moto.

No hay ruido en la calle, muy poco tráfico y pocas personas. Vamos a un ATM a sacar dinero pero para nuestra sorpresa nos deja sacar muy poca cantidad de golpe. Tocará ir a un banco.

La carretera está en muy buen estado pero hace un frío que pela. Vamos abrigadas pero no lo suficiente así que la excursión hasta Borobodur se hace larga por el frío que pasamos y casi hipotermicas, jajajaja…

Finalmente llegamos al destino, está apunto de amanecer pero esta todo nublado. Vaya fiasco. Congeladas subimos más arriba con la motillo, a ver si vemos algo, pero nada, demasiadas nubes.

Bajamos de nuevo a la zona de la entrada. Son las 6 de la mañana y estamos tomando un té hirviendo para entrar en calor.

A las 6.30 entramos para comprar las entradas. Son bastante caras (ya lo sabíamos) y decidimos comprar el pack con entrada también al Prambanan, otro templo que visitaremos en otra zona alejada de yogyakarta, nos salen las dos entradas por unos 34 euros en total por persona.

Tenemos que cubrirnos las piernas con pareos y nos regalan un agua con las entradas (que detalle oye). El recinto está muy bien conservado y a estas horas de la mañana no hay excesivamente gente.

Cris hace fotos como si no hubiera mañana y arriba del todo nos tomamos nuestro tiempo haciendo fotos a las estupas e intentado captar la mejor fotografia posible.

Saliendo del recinto nos obligan a pasar por un mercadillo, pero la verdad es que lo que venden no nos llama la atención.

Cogemos la moto de nuevo, visitamos un poco los alrrededores y vuelta a Yogyakarta a visitar el mercado de los pájaros. Que vamos, es un mercado con pajaros enjaulados y algun que otro pez, conejo o gato.

Buscamos donde comer (y nos cuesta porque tampoco entienden el ingles, no tienen cartas, ni fotos ni nada) y vamos a descansar al hostel.

Por la tarde, a eso de las 16 vuelta a la moto dirección al Prambanan que, cuando llegamos nos cierran la puerta. Lonly Planet ponia que era hasta las 18 pero la realidad es que a las 17 ya no dejaban entrar a nadie. Así que hemos intentando ir a ver el atardecer en el templo Ratu Boko pero nada, hoy había nuves asi que nos hemos limitado ha hacer algunas pocos fotos en la terraza del restaurante y nos hemos tomado un té mientras hablábamos de los planes para los siguientes días.

De vuelta a Yogyakarta hemos parado en la plaza Alun Alun Kidul donde nos hemos encontrado con un espectáculo de coches bicicleta con luces de colores. A mi parecer bastante horrible pero a la gente de ahí les gustaba mucho y pagaban por dar la vuelta en el cochecito luminoso.

Hemos cenado muy cerca de la plaza en Alun Alun Cafe, un lugar donde nos han servido unos buenos platos a un precio muy bueno.

Ya para acabar, moto de nuevo y al hostel a descansar. Mañana Prambanan y tren hacia Surabaya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s