Día 6. Viaje a Cienfuegos

Poca cosa pensábamos sobre lo que iba a pasar hoy cuando ha empezado a sonar el despertador.Acabamos de hacer las mochilas, desayunamos y un coche nos viene a buscar. A la vez, sube una pareja vasca y otros 3 chicos, también vascos.Empezamos el viaje hablando entre nosotros sobre la experiencia del viaje y compartiendo anegdotas. Cuando pasamos Pinar del Río y enlazamos con la “autopista” nos damos cuenta que el coche no tira. El conductor se para, abre el capó y de nuevo, nos ponemos en marcha.

10 minutos después pasa lo mismo, el coche no tira así que bajamos todos y otros coches se van parando para ver que pasa. El conductor empieza a sacar piezas, mover tornillos y entre ellos se van aconsejando sobre qué es lo que debe hacer. Al final, retira el filtro de gasoil y nos montamos. Dice que eso no hace falta porque el ha echado un gasoil malo y que por eso no podemos ir más rápido.Y que razon tenía el hombre. El coche iba a toda pastilla, nosotros, pensando en si llegaríamos a nuestro destino sin esa pieza del motor.En la Habana nos hacen cambiar de transporte. Junto con otros tantos guiris, nos meten en un “autobús” y empieza la aventura. Saltos, música y calor, muho calor. El trayecto dura 2,5horas aproximadamente.Cuando llegamos a Cienfuegos bajamos, para de nuevo coger un taxi que nos llevará hasta la casa donde dormiremos hoy. Al bajar, los mosquitos nos acribillan y eso que hemos estado 10 minuts esperando.El grupo de los 3 chicos vascos tenían apalabrada una casa, así que vamos todos, los 8, a ver si nos podían acoger. Después de negociar, acabamos todos con una habitación muy grande y salimos para buscar algo para comer.Vamos caminando por la avenida principal y resulta que, hasta el centro, hay 3 km. Hace mucho calor y humedad, así que nos subimos en unas bici taxi que nos acaban llevando a un sitio donde comer

Comemos a las 17.00h y al acabar paseamos hasta el centro. Vemos un grupo de niños bailando, suponemos que practicando para las fiestas del 26 de julio y seguimos nuestro camino hasta el parque de la Reina, seguido del cementerio de la Reina donde nos han vendido la historia de que ahí estaba enterrada la Bella Durmiente…

De vuelta hemos cogido una moto taxi, nos hemos duchado y hemos acabado jugando al Uno. Mañana tenemos intención de ir hacia el Nicho, un parque donde hay unas cascadas para bañarse y refrescarse…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s