Día 12. Santiago de Cuba

Nos levantamos a las 8.30, con el desayuno preparado para empezar un nuevo día.Salimos hasta el centro para preguntar horarios de tren hacia la Habana.Nos dicen que tenemos que ir hasta la estación así que caminamos los casi 2 km hasta la estación.

Al llegar nos dicen que no venden billetes para turistas ya que los precios aun no han salido (es un tren nuevo que se estrenó hace 4 días).Preguntamos sobre el autobús, horarios y precio para tener ya una idea para el domingo que tenemos que regresar…Al final, acabamos apalabrando un taxi compartido hacia Baracoa para el viernes.Volvemos, de nuevo, caminando hasta la parte céntrica donde tomamos unas limonada bajo el aire condicionado del local y al salir, vamos a buscar las letras grandes de CUBA que vimos ayer noche.Nos fotografiamos con ellas y hacemos un amigo cubano (Manuel) que nos acaba enredando para meternos en un barco que nos lleva hasta el Cayo Gran a para comer pescado acompañado de mohitos en el restaurante “el Marino”.Después de casi 3 horas ahí, hemos salido de nuevo a coger el barquito que nos ha acercado a las faldas del Castillo del Morro. Ahí hemos caminado un poco, sudando bastante pues el calor era exagerado. De camino hemos pasado por la playa de la Estrella donde algunos hemos decidido quedarnos en ropa interior para refrescarnos 1 minuto y de nuevo emprender el camino.Una vez arriba hemos pagado 4 CUC por persona para visitar el castillo. Ahí hemos visto unas bonitas vistas del lugar y nos hemos fotografiado.De vuelta hemos cogido un guagua (número 13) que, abarrotado de gente nos ha llevado a una calle de la casa donde estamos alojados.Muy rápidamente nos hemos duchado y salido en busca del teatro. A las 20.30h empezaba una obra de teatro a 3 CUC y hemos corrido a coger entradas.Una vez dentro nos hemos sentado y hemos visto la obra de teatro “el runrun”. Iba sobre un velatorio de una mujer, su marido que lloraba la pena y 3 vecinas mayores que criticaban más que otra cosa.Finalmente lo que querían era averiguar dónde guardaba el dinero y el viudo reconoce que estar con esa mujer no había sido más que un calvario. No se muy bien como pero acaba encontrando el dinero bajo la silla.

Al salir hemos ido a la plaza central y nos hemos encontrado con los otros dos vascos con quienes ya hemos compartido el resto de la noche.

Hemos estado hablando con ellos y hemos ido a cenar algo.

Luego, vuelta a casa hemos visto que el barrio estaba de fiesta. La gente bebiendo cerveza a lo grande. Han montado unos barracons para beber y otros para hacer las necesidades!!

Con la broma son las 2.30 cuando nos vamos a dormir.Mañana ya es el último día que pasamos todos juntos. Empezamos a estar un poco apenados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s