Día 4. Catarata Gocta

Hoy hemos descansado mejor que otros días, tenemos las pilas recargadas y estamos listas para todo.

Hacemos las mochilas y cogemos la ropa sucia para llevarla a la lavandería. Ayer nos dijeron que abrían a las 8.00h así que somos puntuales y estamos a esa hora en frente la de puerta. Tras esperar varios minutos, aparece la mujer, nos coje la ropa y quedamos con ella a las 18.00h.

Volvemos a desayunar en la plaza del centro, en la misma cafetería que ayer pero esta vez con un poco más de prisa, debemos estar en la oficina del tour a las 08.50h.

Cuando llegamos a la oficina, esperamos un poco y pronto vamos a buscar la furgoneta donde entramos 14 personas y, tras 1 hora de viaje, llegamos a nuestro destino.

Ya se nota que este sitio es mucho más turístico, abundan restaurantes, paraditas con algún que otro souvenir y hoteles. Nos cogen el nombre con la comida que queremos y nos presentan al guía que nos acompañará hasta las Cataratas.

Son 2.30h de camino, por un constante sube y baja enfangado. Hay gente que lo hace a caballo. Nosotras perdemos al guía a los 15 minutos así que seguimos por el camino (es imposible perderse).

Nos vamos haciendo fotos pues a medida que vamos avanzando vamos viendo la increíble catarata. Dicen que es la 3a más grande del mundo, con una caída de 771m.

Durante el recorrido pasamos calor pero, al llegar a los pies de la catarata toca abrigarse. El agua nos salpica y el viento tampoco ayuda demasiado.

De regreso pensamos que podemos coger unos caballos pero ya no quedaban así que no toca otra que subir caminando. Al final, tampoco se nos ha hecho tan duro, hablando sin parar las cosas se pasan más rápido.

Comemos en el restaurante de la mañana y damos una vuelta al pueblito. Luego volvemos a la furgoneta que nos deja en Chachapoyas.

Sacamos dinero del banco y compramos galletas y una manzana para cenar (no había nada más), recogemos la ropa y pedimos al recepcionista del hostal si nos deja ducharnos. Nos comunica que no le quedan habitaciones con termo (aigua caliente) pero que hay una ducha en el piso de arriba.

Que remedio, nos duchamos con agua fría (solo el cuerpo, si metíamos la cabeza morimos congeladas al instante), nos vestimos y recogemos todo y nos vamos a la estación de bus.

A las 8 cogemos el bus durante 1hora y 20 minutos. El bus es todo un lujo. Incluso nos explican las salidas de emergencia como en el avión. Tiene manta y televisor individual… Pero lo bueno dura poco. Nos Bajamos para hacer cambio de bus, llega con 40 minutos de retraso y, cuando subimos es un bus normal donde apenas nos caben las piernas.

Acabamos los 3 capítulos de la casa de papel y nos ponemos a dormir. Van a ser 12 largas horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s