Día 5. Trujillo

Son las 10 de la mañana cuando llegamos a la estación central de Trujillo. Como vamos cargadas con las mochilas, preguntamos en la compañía de bus con la que viajamos esta noche si nos las pueden guardar y aprovechamos a comprar los billetes de Huaraz a Lima pues, con las fiestas patrias, todo el mundo viaja y tenemos miedo a quedarnos sin billete.Una vez hecho todo esto, preguntamos como ir a Chan Chan y tras coger un combi, un autobus y caminar 30 minutos por un camino desértico tipo Monegros, llegamos.Pagamos 10s por la entrada y paseamos leyendo un librito informativo sobre lo que fue esta enorme edificación hecha de barro. Grandes pasillos, plazas y ornamentación de animales aquàticos rodea este lugar de más de 1500 años de historia.El cansancio se nota, así que tras pasear por el recinto, rehacemos el camino hasta la carretera central donde, con el mismo ticket que habíamos comprado, nos dejan entrar, también, al museo histórico de Chan Chan. Hacemos un recorrido rápido y salimos en busca de un autobús que nos acerque al centro.Lo más cerca que nos deja es a unas 8 calles de la plaza de las armas, así que caminamos sin prisa hasta la plaza central (colonial), llena de adultos y niños.Intentan vendernos una excursión para ver a una mujer momia (la momia de cao o algo así) pero cansadas de tanto museo y restos arqueológicos antiguos, rechazamos la propuesta y nos vamos a comer.Comemos un menú por 10s (sopa, milanesa de pollo, arroz y puré de patata con un zumo natural) y luego, para postres, nos acercamos al Mcdonals a comer un helado repleto de chocolate. Ahí pasamos bastante rato aprovechando el wifi gratis.Callejeamos por la avenida principal y comercial, abundan las tiendas y restaurantes. Nos topamos con un grupo de teatro cómico el cual observamos durante rato y nos hacen partícipes de su xou, sobretodo a Cristina quien sale delante de todo el mundo.El fresco empieza a notarse así que entramos en una cafetería Asturiana y tomamos chocolate caliente con 1kg de azúcar aproximadamente y 6 churros finitos como dedos.Luego, caminamos durante 1 hora por callejuelas oscuras hasta la estación de central, donde esperamos que salga nuestro autobús dirección Huaraz.El autobús (movilbus) tiene dos plantas. Estamos en la superior y es bastante cómodo. Hemos pagado 55s por pasaje y con el precio incluye un mini bocadillito, una galleta gorda y un vaso de refresco, agua o té.Nos ponen una película y de ahí intentamos conciliar el sueño… Llegaremos de madrugada a Huaraz…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s