Día 11. Subida al cañón y viaje a Puno

Ir a dormir temprano nos ha ido muy bien. Estábamos cansados y hemos podido descansar bastante. El echo que el techo estuviera abierto no ha sido problema pues las camas estaban bien preparadas y estábamos muy abrigados dentro de ellas.

A las 4.30am sale caminando nuestro grupo. Helena y yo salimos 20 minutos más tarde para intentar ir a un paso más rápido y así ir a nuestro ritmo, sin necesidad de ir lentas.

El cielo está lleno de estrellas y si no es por nuestros frontales, no veríamos nada. A los 45 minutos encontramos al último de nuestro grupo y así vamos avanzando a todos poco a poco, hasta encontrarnos nos Cris. El camino no deja de subir en ningún momento. La primera parte y la última son las más duras. La parte central sube pero no con tanto desnivel. Al final, acabamos haciendo 4 kilómetros con más de 1000m de desnivel positivo en 2 horas. Realmente, todo un reto para nosotras.

Durante el camino nos damos cuenta que Jose no está con el grupo. Más tarde nos informan que ha acabado dando media vuelta nada más empezar para coger una de las mulas que salían a las 5.30 de la mañana. El ha tardado 1 hora en subir por 70s.

Una vez arriba y, mientras esperábamos al resto del grupo, el frío se ha intensificsdo. Nos hemos cambiado la ropa sudada y abrigado con todo lo que teníamos pero aún así, hacia muchísimo frío. Aún no eran las 7 de la mañana pero el sol ya asomaba la cabeza y dejaba algunos rayos de luz donde nos encontrábamos todos, esperando entrar en calor.

Aproximadamd te 40 minutos más tarde, el grupo está completo, podemos continuar 20 minutos más por una zona más llana, atravesando campos.

Llegamos al sitio donde nos dan de desayunar. Hoy toca revuelto de huevos con dos generosos trozos de pan, mantequilla y mermelada de fresa. También hay agua caliente, tes y café para escoger.

Al acabar de desayunar salimos a tomar el sol antes que venga nuestro pequeño autocar. A las 9.50 aproximadamente, nos montamos en el y vamos camino de un mirador hacia una terrazas de campos.

De vuelta al bus para ir a las aguas termales (15s). Estamos aproximadamente una hora dentro de estas piscinas naturales de agua caliente, donde reponemos fuerzas y dejamos que nuestras piernas descansen.

De vuelta al bus durante 20 minutos más para ir a comer a un restaurante buffet bastante defraudante en Chivay y, nada más acabar, cogemos el autocar de enlace hacia la ciudad de Puno.

El bus hacia varias paradas a lugares de interés.
El primero a un mirador de los volcanes de la zona, rodeado de pequeños mojones de piedra colocados a consciencia.

El segundo lugar podíamos ver el volcan Misti.

El tercer lugar, el lago más alto no navegable del mundo, a 4200m de altitud.

Hemos llegado a Puno pasadas las 20.00h, así que nos hemos acercado al hostal a dejar las cosas y hemos bajado a cenar algo.

De vuelta, nos hemos duchado y ido a dormir. Mañana vamos hacia el lago titicaca a ver la isla Uros y dormir en una casa de una familia de allí, en la isla Taquile. A ver que tal la experiencia!!!! 😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s