Día 21. Viaje a Puerto Maldonado

Sabíamos que iban a ser 8 horas duras en ese coche… Nos acomodamos como podemos e intentamos dormir algo.

En el coche vamos 7 personas. El conductor, otra chica que le entretiene y nosotros 5.
Entre baches y curvas apenas dormimos nada hasta que de pronto…. Reventamos una rueda. Todos nos asustamos porque el conductor frena y el coche se tambalea. Pero bueno, todo se queda en un susto. Esto ocurre a las 3.45 de la madrugada, a 4.100m de altura. Salimos del coche, hace un frío que pela. Cambian la rueda Iñaki y José. Yo empiezo a sentirme mal… El soroche o mal de altura. Así que me quedo quieta, tapada y me tomo una pastilla para que se me pase mientras cambian la rueda.

Como vemos que el conductor está un poco nervioso (se ha asustado bastante…) decidimos parar en el siguiente pueblo y descansar. Así que eso hacemos y emprendemos el viaje a las 8.15 de la mañana.

Sobre las 11 llegamos a Mazuko y paramos a descansar y tomar algo. Vemos que el conductor no está muy seguro de seguir así que cogemos otro taxista. Le pagamos 50s por persona al primero y 25s al segundo quien nos deja en un restaurante en el centro de Puerto Maldonado. Ya son las 14.00h y entre que comemos y todo, se nos hace tarde.

Preguntamos precios sobre tours y tomamos algo dulce en una pastelería de la plaza de armas. Como debíamos llegar a Puerto Maldonado a las 7 de la mañana y todo se nos ha retrasado hemos tenido que modificamos planes y, en vez de hacer un tour por la selva de 3 dias y dos noches, lo hacemos de dos días y una noche así hoy descansamos más.

Llegamos a un bonito hostal a 15 minutos del centro, nos duchamos, dejamos ropa para lavar, apalabramos el tour y pedimos los billetes de bus hacia Cuzco para dentro de dos días. Luego, salimos a pasear hasta el centro.

José se compra unos pantalones cortos y una camiseta en una tienda del centro y luego intentamos tomar un pisco sour pero nunca llega. Al cabo de 30 minutos, viendo nuestra cara de amargados, suben a decirnos que no les queda limón… Asi que nos vamos y acabamos en una pizzeria… Cenamos hasta reventar.

Los 4 se van a tomar el pisco que antes no han podido, yo me vuelvo sola al hostal, demasiadas cosas por hoy, toca descansar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s