Día 14. Boca de Huérgano – León 106 km

Sabíamos que la mañana iba ha ser fría, es por eso que pusimos el despertador más tarde pero nuestro cuerpo se ha despertado a las 6.50, así que nos hemos puesto manos a la obra.

Después de desayunar, preparar alforjas y abrigarnos, hemos salido a pedalear a las 7.38h con una temperatura de 8 grados. Hacia frío pero teníamos subidas y bajadas así que hemos mantenido la temperatura bastante bien. Más adelante, pasado Riaño, teníamos unas pequeñas subidas más largas y que, por lo tanto, nos hacían sudar. Hemos tenido que parar a desabrigarnos y, más tarde, volvernos a abrigar para no acabar empapadas de sudor y luego costipadas por enfriarnos al tener la ropa mojada.

Hemos pedaleado tranquilas y a una velocidad aceptable pues hemos encontrado bajadas y, aunque en ocasiones no lo pareciera, había un pequeño porcentaje descendente que nos hacia ir más rápido de lo común.

En Cistierna hemos parado a desayunar (otra vez), ya llevábamos 44 km y apenas eran las 10 de la mañana. El camino ha siguido por una carretera que no tenía fin (que ancha es Castilla!!!) así que el paisaje era, monótono y aburrido.

A unos 22 km antes de León, nos hemos desviado para ir pedaleando al lado de un canal y volver a encontrar las flechas amarillas que se juntaban, esta vez, con el camino francés.

Tras varias subidas por caminos de arenilla, hemos conseguido entrar en León. Hemos ido directas a la residencia donde habíamos reservado para pasar la noche. Estamos en una habitación con baño privado y el sitio es maravilloso (céntrico, con espacio para bicicletas, cercano al supermercado, con micro, nevera y ascensor!!).

Tras una buena ducha, y con la ropa sucia en una bolsa, hemos ido en busca de una pizzeria (nos lo merecíamos). Seguidamente hemos ido a la lavandería para dejar la ropa limpia y, mientras estaba en funcionamiento la lavadora hemos ido a por provisiones para los próximos 2 días (mañana es fiesta y pasado domingo). De vuelta, hemos puesto la ropa en la secadora y, mientras se secaba hemos visto parte de un capitulo de “the walking death” .

Al llegar a la residencia, hemos bajado a calentar dos coulant que habíamos comprado, nos los hemos comido como buenas gordis que somos y hemos subido a descansar un rato (ya eran las 17.30h).

A las 18.30h hemos vuelto a salir, para dar uns vuelta por el centro y su barrio húmedo. Ya de nuevo en la resi, hemos guardado la ropa y preparado alforjas, cenado una ensalada la mar de completa y a la cama a descansar.

Mañana ya vamos dirección al sur y enlazaremos con la vía de la Plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s