Día 5. Estambul, Besiktas y Ortakoy

Último día en Estambul. Nos lo tomamos con calma, sin prisa. Desayunamos tranquilamente y salimos a callejear. Esta vez, prestando más atención a todo aquello que vemos, sin correr.

Hemos pasado por infinidad de tiendas de souvenirs, hemos entrado al bazar de las especias, seguido del mercadillo que hay a su alrededor. Hay tiendas de todo: desde ropa, hasta bambas, bolsos, cajas, elementos de plata, chucherías, pastas típicas, tés de todos los sabores y tipos del mundo…

Siguiendo la calle hemos acabado subiendo por unas escaleras de colores y hemos acabado en una terraza tomando algo a las 12 del medio dia donde se podía observar el puente y la torre de Gálata.

Hemos bajado, hemos cruzado el puente por la zona de restauración (muchos restaurantes que servían platos con pescado). Luego hemos paseado por el barrio de Karakoi, también con mucha restauración un tanto más “pija” que otras zonas.

Hemos entrado para comer y tomar un té y hemos seguido la ruta hasta el barrio de Besiktas donde hemos subido a un balcón de un bar en la zona céntrica, de restauración y fiesta, para tomar una cerveza de 500ml por 2 euros (happy hour).

Seguimos en camino hasta el barrio Ortakoy, hasta llegar a la mezquita del mismo nombre que el barrio y que entramos para ver. Es pequeña pero muy bonita, casi tocando el mar.

Esperábamos encontrar un atardecer espectacular (eso habíamos leído) pero nada. No ha valido casi la pena. Pero hemos aprovechado para comer un plato típico de aquí: una patata asada muy grande rellena de muchísimas cosas. Casi reventamos. Hemos acabado teniendo suerte pues ha anochecido y hemos visto el puente iluminado con una bonita luz. Finalmente, ha valido la pena llegar hasta aquí (tanto por la mezquita, como por la patata, como la iluminación del anochecer).

Llega la hora de volver. Son más de 9 km hasta el hotel. No hay ferris que nos acerquen, ni tranvías (porque estamos en Cancún). La última opción es ir en taxi. Como es nuestra última noche, decidimos cogerlo hasta Cemberlitas, tomarnos un postre y seguir caminando hasta el hotel. Debemos aprovechar las últimas horas aquí.

Con la broma, ya son las 00:30h y mañana a las 5.00h vamos hacia el aeropuerto pues cogemos un avión a las 8.00h que nos llevará hasta Efeso. Dejamos Estambul, pero aún nos quedan unos días en Turquía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s