Dia 20. Primer contacto en la isla de Phu Quoc

Aunque teníamos el despertador puesto para que sonara a las 8 de la mañana, nuestros cuerpos se han desvelado antes y a las 7:30 ya estábamos desayunando.

El tiempo parecía estable, desde la ventana se veía un cielo azul y despejado así que nos vestimos con ropa de playa y organizamos el plan para salir a recorrer la isla.

Cuando estamos listos, el tiempo da un giro inesperado, empieza a soplar un fuerte viento y las nubes toman el cielo. La lluvia empieza a caer en cuestión de segundos. Nuestras caras son un cuadro. Cómo ha podido cambiar el tiempo tan rápidamente?

Nos lo tomamos bien así que salimos al porche donde acabamos jugando unas partiditas de parchís y al juego de cartas del UNO.

Cuando parece que amaina, vamos a la recepción para alquilar 3 motos y empezar con nuestra aventura. Revisamos las motos y nos acercamos a la gasolinera más cercana para llenarlas de gasolina. Una vez listo emprendemos el viaje.

El navegador nos dice que vamos a tardar aproximadamente 1 hora para hacer 27km. No va bien la aplicación, pensamos. Però la verdad es que si que funciona bien. Cuando llevamos más de 20 km la carretera deja de existir y empezamos un ajetreado camino de pista de arcilla, con surcos llenos de agua y barro constante.

Como somos cabezotas y ya hemos llegado hasta ahí, no íbamos a darnos la vuelta. Una preciosa playa de arena blanca, agua cristalina y centenares de estrellitas de mar nos esperaban. El esfuerzo iba a merecer la pena.

Tras 30 minutos para recorrer 7 km, llegamos a la playa. Una playa medio abandonada, sucia, llena de algas y muchos restaurantes con sus pasarelas de madera que se adentran hacia el mar. Eso es lo que hemos ido a ver. Donde está todo aquello que habíamos leído? Y las estrellas de Mar? De donde viene toda esta suciedad?

Con humor hemos seguido el día. Suponemos que en temporada alta y cuando no llueve, esa zona debe estar repleta de gente y las estrellitas deben salir a tomar el sol… Nosotros nos hemos hecho algunas fotos y hemos acabado en uno de los restaurantes con hamacas y mesas bajas comiendo. Antes de acabar, ha empezado a llover y hemos esperado a que amainara un poco antes de volver a salir.

Una vez en las motos realizamos el camino de vuelta. Tenemos mucha suerte pues justo cuando entramos en asfalto, empieza a diluviar y nos paramos en un puesto de comida/bebidas donde acabamos pasando casi 2 horas jugando al UNO.

La verdad es que ha sido bastante divertido y nos hemos reído un montón.

Hemos regresado a los bungalows con un poco de lluvia fina. Nos hemos duchado y hemos decidido hacernos un masaje en un local cercano. Aproximadamente unos 10€/persona 60 minutos de masaje por todo el cuerpo.

Una vez termina el masaje nos vamos a cenar y regresamos a los bungalows para ponernos al día en las redes sociales y descansar. Esperemos que mañana el día aguante y podamos disfrutar y conocer el resto de la isla.

Un comentario

  1. Tengo entendido que los paises de mierda compran la basura del 1mundo, y hay playas y tal que andan final Filipinas.
    Eso los da la denominacion de origen de Mierda. Y asi se sigue cumpliendo la ley constante universal de LA MIERDA SIEMPRE GANA

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s