Dia 21. Seguimos descubriendo Phu Quoc

Decidimos no poner despertador pues, al fin y al cabo, siempre nos acabamos despertando temprano.

El día parece que aguantará y nos nos lloverá así que, tras coger fuerzas con el desayuno, nos montamos a las motos y empezamos la ruta del día. Queríamos ir a ver un monumento de dos enormes caras que se miran pero, al parecer, la zona estaba en obras y pedían dinero por entrar. Por lo visto esa zona es bonita verla al atardecer y apenas eran las 10:30 de la mañana, así que nos lo hemos replanteado y hemos pensado que quizá volveríamos para el atardecer…

De vuelta a la moto para ir a la Khem beach. Para llegar hasta allí hemos pasado por unas edificaciones nuevas, de colores pastel e inacabadas. Había cientos de edificios así, formando una ciudad fantasma. Hemos leído y, por lo visto, quieren potenciar el turismo pero tantísimas edificaciones no se si va a ser la solución para atraer a más turistas. Primero que empiecen por la limpieza de playas y calles, no?

Bien, hemos llegado a la playa, donde chicas y mujeres con vestidos de colores se fotografiaban con las palmeras o junto al mar. Nosotros hemos aprovechado para remojarnos y hacernos fotos también.

En la playa de Khem

Seguidamente hemos ido a ver una de las cárceles que estuvo en funcionamiento durante la guerra. A partir de representaciones con muñecos de arcilla (o algo parecido) nos enseñaban como había sido estar ahí, cuales eran las torturas que habían vivido y como de largo fue el túnel que construyeron y por donde algunos presos pudieron escapar… La visita era gratuïta però tampoco nos perdíamos nada si no hubiéramos ido…

Para finalizar la mañana, hemos llegado hasta la Sao Beach, la playa mejor considerada de toda la isla. Hay restaurantes y actividades acuáticas para hacer. Además, también hay columpios para hacerse fotitos. Hemos comido en un restaurante de ahí y, seguidamente hemos estado haciendo fotos, descansando un poco o refrescándonos.

Para acabar el dia, hemos ido hasta la zona más animada de la isla, muy cercana a nuestros Bungalows. Hemos ido a ver el templo Cao Dai, que es una rèplica en pequeño del que vimos en la excursión que hicimos en Ho Chi Minh. Y luego nos hemos acercado al templo Dinh Cau, donde pretendíamos ver el atardecer pero como estaba nublado no hemos tenido mucha suerte.

Hemos acabado haciendo un refrescante baño, ya de noche, en la piscina. Una vez en la habitación, cuando estábamos a punto de salir para cenar, nos ha parecido ver una araña muy grande (del tamaño de una taràntula) bajo una de las camas. Ha venido el de la recepción en nuestro rescate. Tras mover muebles hemos localizado la araña y ha resultado ser una araña de broma. Hasta el de la recepción estaba preparado para atraparla. Al final han sido unas risas.

Hemos cenado, comprado el desayuno para mañana, preparado las maletas y descansado. Mañana nos levantamos temprano para coger el avión hacia Da Lat y nos despedimos de nuestra querida Vero, quién se va hacia Ho Chi Minh para después volar hacia Singapur y seguir su viaje.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s