Enlace

Etapa 3. Castro Urdiales – Santillana del Mar

Etapa 3. Castro Urdiales – Santillana del mar

La noche se ha hecho corta. Se estaba tan bien en la cama… Pero toca empezar de nuevo. Preparo mis cosas y espero abajo, en la recepción a que salga Wolfang. Preparamos las cosas y salimos juntos.

El, va super preparado, me explica durante el camino que salió de su casa (Alemania) hace un par de semanas y que es la primera vez que se encuenta a algún ciclista en el camino. Nos comunicamos como podemos, con inglés evidentemente. Yo, más que hablar, asiento y hablo como los indios, me doy cuenta que debo mejorar mucho mi inglés. No obstante, entiendo lo que quiere decir, quizá lo que más me cuesta es contestarle de una manera clara y entendedora.

4

Wolfgang lleva GPS, es súper apañado, y tiene todo el track completo desde su casa hasta Santiago. Así que seguimos mayormente el camino. Es por caminos secundarios asfaltados, cerca de casitas. El camino sube y baja, quizá eso es lo que más molesta, pero nos acostumbramos.

5

En nuestra parada a desayunar, Wolfang se deja la mochila en el bar, así que tiene que regresar 3 km atrás a buscarla. Yo sigo pedaleando hasta coger una barca que me cruza a la otra orilla y rápidamente, Wolfang (1 hora o 2 más tarde) me atrapa. Cruzamos juntos con un barco hasta Santander; como es pronto (las 14.00), decidimos seguir pedalenado por los caminos que nos marca el GPS y que indica la flecha. Ahora pasamos por diferentes carriles para bicicletas que va paralelo a la carretera.

6

El camino nos deja en Santillana del Mar antes de las 18h. Tenemos sitio en el albergue. 6 euros y ducha de agua caliente. El pueblo precioso, todo con adoquines, aunque su nombre engaña. Santillana del Mar, ni es santa, ni llana, ni tiene Mar.

Antes de ir a la ducha, me acerco al supermercado a por mascarilla para el pelo, Entre la humedad, el viento y mi pelo estropajo, no hay quien lo peine, y cada dia en la ducha es un calvario: Así que decido comprarlo y cargar con ello los días que quedan de ruta (que no van a ser pocos) y me va  a ser de gran utilidad.

Cada uno se compra su cena, aunque acabamos cenando juntos mientras leo lo que viene mañana. Será un dia tranquilo, y espero que de menos frío. A las 9 estoy en la cama, somos 8 en la habitación y se que va a ser una noche larga…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s