Etapa 7. Narbonne – Perpignan 71 km

Hoy nos toca llegar, por fin, al Mediterráneo. Llevamos más de 400 km recorridos por el canal Garonne y el canal du Midi. Un canal que nos ha acompañado en cada etapa y que hoy, dejaremos de vista.

Después de desayunar nos montamos en las bicis. El día está despejado y hace una muy buena temperatura. Seguimos el canal hasta que encontramos una berja a escasos 6 km del centro de narbonne. Nos salimos de éste y buscamos alternativa con Google Maps quien, una vez más, nos envía por caminos casi impracticables para la bicicleta. Después de un rodeo encontramos el camino que nos devuelve de vuelta al canal.

Desde Narbona hasta el final del canal que desenvoca en el Mediterráneo hay escasos 20 km. Ahí decidimos hacer una primera parada para tomar el segundo desayuno del día y seguir con nuestra ruta.

El camino ahora cambiará por completo pues nos toca coger carretera. Al principio vamos por una carretera secundaria pero unos kilómetros más adelante la carretera se junta con otra y aparecen bastantes coches y camiones.

La carretera está en buen estado y tenemos arcén. Hay momentos en los que el arcén se estrecha y los coches y camiones no aminoran la marcha al pasar cerca nuestro. Por suerte, en 20 kilómetros la cosa cambia y nos metemos por carreteras secundarias sin apenas coches. Damos un poquito más de rodeo pero estamos más seguras.

Hoy es viernes Santo y pensábamos que estaría todo cerrado. Nos equivocamos. Al entrar en Perpinyà encontramos un Lidl abierto y aprovechamos para comprar 4 cosas de comida para mañana. De ahí, nos vamos directas al hotel Ibis que hemos reservado para esta noche.

Al llegar (las 15.15h) no está lista la habitación así que aprovechamos para comer nuestros tupper de arroz que habíamos preparado la noche anterior.

Son las 16.30 cuando subimos a la habitación a ducharnos y vestirnos para salir a conocer la ciudad.

Hay mucho ambiente, todo está abierto y pasear en las calles de Perpinyà nos pone de buen humor.

Buscamos una terraza donde tomar una cervecita mientras jugamos al rumic (un juego que ha traído Sira) y, seguidamente, nos delaitamos con una pizza para cenar.

Se ha hecho tarde y toca ir a la cama. Mañana entraremos en Catalunya y hay que estar bien descansadas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s