Marruecos (10 días)

La ruta que se presenta a continuación es de 10 días y 9 noches por Marruecos.

mapa

Una chica y yo “diseñamos” el itinerario y contactamos con varias agencias para que nos hicieran un presupuesto, finalmente Morocco Soul Tours fue la opción más económica pero también nos transmitió confianza, y no nos defraudó! 

El Tour nos costó: 590€/persona. Estaban incluidos: todos los desayunos, 3 cenas, Riads standard superior, paseo en dromedario, guía local en Marrakech y Fez, chófer y  guía (de habla española) durante todo el trayecto. Hay que tener en cuenta que éramos un grupo de 4 y la Semana Santa es temporada alta.

DÍA 1. Llegada al aeropuerto de Marrakech

IMG_20190503_143801.jpg

Salida de Barcelona a Marrakech a las 21:15h y llegada a las 22:45h (hora marroquí). El vuelo con Vueling es de 2h 30min. Me costó 139€ cogiéndolo con tiempo porque los precios cada semana aumentaban.

En el avión se rellena el papel de inmigración y después del control de pasaporte, a la salida me estaban esperando uno de los chóferes de la agencia, nuestro contacto y mis compañeros de viaje (desconocidos hasta ese momento).

El aeropuerto queda cerca del centro por lo que tardamos poco en llegar al Riad. Situado al lado de la plaza más famosa Jamaa el Fna. El ambiente a esa hora es igualmente bullicioso, había mucha gente y mucho movimiento.

El Riad es muy bonito y el chico es adorable, quedamos encantadas con todo.

Alojamiento (Marrakech): Riad Irhalne

DÍA 2. MARRAKECH

Desayunamos a las 8:30H. Es completo y además nos sorprendemos porque tienen leche con colacao.

IMG_20190503_144016.jpg

Leche con colacao, zumo de naranja natural, té, 2 mermeladas, quesitos, mantequilla, variedad de panes y tortitas, yogurt

A las 9:30h nos viene a buscar el guía y recorremos Marrakech con más gente. El guía no sabía mucho español por lo que no habla mucho en las paradas, es una lástima porque todo parece interesante.

La primera parada fuela Mezquita Kutubía. Es la más grande de Marrakech y está considerada la “hermana” de la Giralda de Sevilla y otra en Rabat.

5.jpg

También hay que admirar la gran puerta a Marrakech (Puerta Bab Agnaou).

sdr

Una de las paradas obligatorias es el Palacio de la Bahía (70dirhams = 7€), había una larga cola pero al ir con guía nos la saltamos! En el interior también había mucha gente.

El sultán tenia habitaciones para cada concubina y hay algunas con una decoración muy elaboradas.

Seguimos la ruta pasando por varias herboristerías naturales.

Dentro de la medina, vemos las mezquitas de otros “barrios”, atravesamos un mercado de comida que además tienen gallinas y conejos enjaulados, calles repletas de alfombras.

En un momento visitamos una farmacia muy antigua donde todo lo que producen es natural y además son una cooperativa que trabaja con mujeres que hacen aceite de argán. Nos explicaron el proceso de cómo se hacía y allí mismo se podía ver a una mujer como lo hacía.

9.jpg

Para explicarnos (en español) todos los productos que tienen nos llevaron a una sala donde nos enseñaron muestras de todo.

10.jpg

Nos informaron de los beneficios del aceite de argán, la rosa mosqueta, como saber si el producto es de calidad o no, también sobre productos para la sequedad de los labios, dolor de cabeza y migraña, la diabetes, el reuma, etc. Al final obviamente te daban la opción de comprar y con descuento, pero si no compras igualmente te devuelven una sonrisa y te dicen “Bienvenido a Marruecos”. Pero todo el mundo caímos!!! (Hicimos bien porque la calidad y el precio que encontramos ahí no la volvimos a ver en otro sitio!)

Además también había una chica que por 3€ te hacía un masaje de 3 minutos. Jose lo probó y dijo que fue espectacular, que tenía muy buena mano! (y él entiende porque es osteópata! casi la ficha!)

Cuando ya llevábamos 2h el guía nos propuso perdernos por el zoco y sólo fuimos unos pocos pero fue interesante ver como callejeábamos por rincones que no sabíamos a dónde nos llevaban pero el guía se conocía muy bien toda esa zona.

Después nos fuimos a comer a un Riad. Hoy decidimos no escatimar en comida y pedimos un poco de todo: cuscús, taJin, brochetas con verduras… pagamos 11€/pers. La cerveza Heineken valía 7€.

13.jpg

Al salir, el chófer nos llevó hasta el Jardin Majorelle donde también se encuentra el museo y el memorial a Yves Saint Laurent, quién adoptó la ciudad de Marrakech como uno de sus refugios. Compramos la entrada básica (recomendable) son 7€.

El jardín es muy bonito y colorido, lleno de gran variedad de cactus pero la visita es corta.

Había mucha gente, hicimos colas para hacernos algunas fotos.

16.jpg

El chófer nos dejó 1h para visitarlo y al regresar volvimos a la plaza dónde vimos a los encantadores de serpientes (cobran por hacer fotos), el espectáculo con un mono atado con un collar y los puestos de zumos que te van llamando a lo lejos para que vayas a comprarles uno a su parada.

Después callejeamos por el zoco, paseando por las paradas de especias, alimentos, lámparas, alfombras y miles de puestos más.

Algunas de las frases típicas que decían cuando no les querías comprar nada eran “banca rota” “ruïna” “chatarra”.

A la hora del atardecer topamos con una pequeña plaza donde había un café con terraza. Tomamos un té típico (este estaba un poco agrio pero realmente el té marroquí está muy bueno) y contemplamos cómo bajaba el sol mientras íbamos hablando de las curiosidades del país.

En ese momento también escuchamos la llamada a la oración.

21.jpg

Seguimos callejeando por el zoco, nos adentramos hasta lo más profundo donde ya no se veían turistas y conocimos de cerca la forma de vida de los locales. Podemos decir incluso que nos “perdimos” y recurrimos a google para volver. Aunque varios niños se ofrecían a guiarnos a cambio de una propina obviamente jejeje

Cuando llegamos a la plaza empezó el asedio por cenar en los restaurantes, finalmente cenamos en el puesto 1 (Chez Aïcha), el único regentado por una mujer! Se come bien y barato (5€). Recomendable pedir la “pastilla”

Después de la cena, atravesamos la plaza observando los diferentes espectáculos de danzas tradicionales y de puestos de lámparas (algo muy típico) y de cremas, etc y para poder disfrutar de las vistas de noche fuimos a la terraza del Café Glacer (desde donde se hace la foto típica nocturna de la plaza) pero al llegar nos dicen no amablemente que cierran en 15min así que nos dirigimos al Café de Frances donde también se aprecian grandes vistas.

22.jpg

Durante el día habíamos pasado un día caluroso pero por la noche hacía un poco de frío, nos pedimos leche con chocolate y volvimos al Riad a descansar.

Alojamiento (Marrakech): Riad Irhalne

 

Curiosidades

  • El precio por una tarjeta de teléfono, para 1 semana con 2GB de internet es de 20dirhams (2€)
  • Todos los marroquíes hablan francés y la mayoría hablan o entienden el español
  • Hay muchos gatos callejeros
  • Los “bereberes” son las personas originarias de Marruecos
  • “La llamada a la oración” se escucha 5 veces al día
  • Siempre sirven olivas de aperitivo
  • En la Mezquita Kutubía caben 20.000 personas
  • En las mezquitas hay una entrada para las mujeres y otra para los hombres,
  • La única mezquita que se puede visitar está en Casablanca
  • Marrakech es una ciudad donde no acostumbra a llover. Hay muchas verduras y también muchos jardines.
  • Las ciudades de Marruecos de más grande a más pequeñas: Casablanca, Fez, Rabat, Marrakech (la más turística.

DÍA 3. Excursión CASCADAS DE OUZOUD

Hoy desayunamos a las 7:45h porque a las 8:30h nos recogen para ir a las Cascadas de Ouzoud.

El chófer llega tarde y se disculpa por el retraso. Nos comenta que no sabe nada del guía. Nuestro contacto en la agencia nos dice que ayer por la noche habló con él y todo estaba bien y que no entendía qué pasaba, porque no cogía el teléfono. Así que hacemos el viaje de 2h 30min sin él.

Las distancias entre los pueblos/aldeas son largas. El paisaje empieza siendo como el marrón árido de Almería y de repente cambia al verde olivo de Jaén y Granada.

Para hacer más ameno el viaje, Jose nos hace un masaje para demostrarnos sus dotes como osteópata, y la verdad que nos hizo un favor a todos 🙂

22.1

Al llegar a Ouzoud el chófer Hassan (que se acabará convirtiendo en nuestro compañero el resto del viaje) nos busca un guía para que nos explique durante el camino lo más importante de la zona. Nos quedamos con el 3r guía con el que habla, nos dio buen rollo! Sabe bien español, es divertido y nos lleva por zonas donde no hay tanto turismo. Si se quisiera hacer el recorrido sin guía no tiene perdida, es sencillo.

Empezamos la ruta en lo alto de la Cascada. Tiene una altura de 110m, es la 2a más alta de África después de las Cataratas Victoria (en la frontera de Zambia y Zimbabue).

Quedamos impresionados por la altura y preciosidad de las cascadas. Sin duda son más bonitas que en las fotos y vale la pena visitarlas.

Durante el trayecto vamos caminando por el borde haciendo fotos. La mayoría de los turistas son españoles y franceses.

Por un momento nos hemos desviado de la ruta turística y sus paradas de Souvenirs para llegar a un camping “jamaicano”, estilo hippie. Donde intentamos meternos al agua pero está demasiado fría y optamos por tomar un zumo natural buenisimo (1€). El ambiente transmite paz y tranquilidad, es genial para descontar de tanto turista.

Retomamos la ruta, pasando por varios miradores.

Hasta llegar a la base donde acabamos de impactarnos de la belleza de las cascadas.

Hay la opción de subirse en barca hasta llegar a la gran caída por 20dirhams (2€), 15 min, pero no nos ha parecido necesario porque desde las rocas ya se podían hacer buenas fotos y notar como salpica el agua.

29.jpg

Eran las 15h cuando nos hemos sentado a comer en la terraza de un restaurante con vistas.

(recomendable la tortilla marroquí en este sitio -no tiene nada que ver a la de los demás, está es en cazuela y las demás son tipo tortilla francesa con verduras).

30.jpg

Al acabar de comer visitamos el último mirador donde se aprecia muy bien las diferentes casadas y los 3 niveles.

30.1.jpg

Subimos las escaleras que hay hasta arriba, pasando por más tiendas de souvenirs hasta llegar a un mirador con vistas a las montañas y donde los monos son la atracción turística.

31.jpg

A la vuelta tardamos 3h en llegar a causa del tráfico. Vamos directos en busca de un Hammam que nos dijo ayer el guía pero por el camino nos encontramos otro y entramos. Hammam Lalla (de camino al Palacio de la Bahía).

El hammam es el baño tradicional árabe. Lo hacen las mujeres y hombres por separado. Entramos 3 y cada uno con una opinión diferente del lugar pero resumidamente; es un lugar limpio, la música transmite tranquilidad, la zona de vapor es bonita, la dueña es muy amable y habla español perfecto, pero todo depende de quién te atienda tanto para bañarte como para hacer el masaje para que te quedes con mejor o peor sensación. Recomendamos entrar a uno para vivir la experiencia. Algunos de los locales van cada semana o cada 4 días.

Nosotras pagamos 25€ incluía: baño tradicional con jabón negro aromatizado + exfoliación + mascarilla de arcilla con 7 plantas + masaje 35 minutos con aceite de Argán.

Al salir cenamos en el restaurante de abajo y sobre las 23.15h nos damos un paseo por el zoco, donde todavía hay puestos abiertos y compramos algunos souvenirs.

Después de un día muy caluroso y ponernos un poco rojos nos vamos al Riad a descansar.

Alojamiento (Marrakech): Riad Irhalne

Curiosidades

  • Hay muchos controles policiales en todas las carreteras de Marruecos

DÍA 4. MONTAÑAS DEL ALTO ATLAS, AIT BEN HADDOU, OUARZAZATE, VALLE DE LAS ROSAS

Por la mañana desayunamos y nos despedimos del hombre adorable del Riad.

Nos pasa a buscar el nuevo guía de habla española (Ahmed) que nos busca la agencia e iniciamos camino hacia la montaña del Atlas.

Durante el recorrido pasamos por pueblos como Tighedoune, Toufliht donde el paisaje es montañoso y se pueden ver cactus con frutas (es la época) por un lado y al otro centenar de olivos.

Además nos encontramos que están en obras en la carretera para hacerlas más anchas.

32.jpg

La primera parada turística es en el Restaurant Tizi Ait Barka donde hay un mirador a un pueblo y a las montañas.

(problema frecuente!!) Aquí nos encontramos a una mujer española que viajaba con una niña que tienen algunos problemas con el Tour. Ella había contratado con el Hotel, el tour por el Valle del Dades y el desierto y desde hoy le entraba el desayuno y cena y conductor/guía de habla española porque ella no sabe inglés ni francés. Pero por la mañana no le han dado el desayuno, en la 1a parada donde le entraba supuestamente tampoco le han dado nada y además ella se ha pagado el café. Pero sobretodo el problema lo tenía con el idioma, el conductor sólo sabía árabe y francés. Le hemos hecho de traductor en inglés a otro chico francés que le iba exponiendo el problema al conductor. Finalmente nuestro guía se lo ha explicado al conductor aunque él no tenía nada que ver. Como ahí no había WiFi para mandarle un email al hotel, al llegar a otra parada intentaría contactar para quejarse. Según nos ha dicho nuestro guía es algo que sucede a menudo. El hotel te asegura que irás con un conductor/guía de habla española pero luego no es así. Porque los conductores no suelen hablar ni inglés.

Pasamos por otro sitio donde se puede ver un poblado de barro y dónde niños y ancianos se acercan para vendernos nueces o simplemente piden dinero.

33.jpg

La segunda parada es un mirador a todas las montañas del Alto Atlas, donde también se venden fósiles y piedras sacadas de las montañas.

Hay mucha bruma debido al viento y no se aprecia, pero realmente se ve un paisaje del Atlas increíble.

A lo largo del recorrido seguimos con nuestras historias en el coche y parando en otros miradores típicos.

Y una vez más paramos en una cooperativa de mujeres donde hacen el aceite de argán, una mujer nos explica en español desde el primer paso hasta el final cuando venden el producto.

36.1.jpg

Seguidamente hemos ido a comer a un restaurante grande y muy turístico, como siempre, pero hemos comido bien.

Camino del desierto del Sáhara, entre los Valles del Dades y del Todra (a 90km de Marrakech) y en plena cordillera del Alto Atlas nos encontramos con una de las atracciones turísticas más famosas y visitadas del país, Ait Ben Haddou. Sin duda es una parada obligatoria, vale la pena perderse por dentro y subir hasta arriba para admirarlo todo desde esa perspectiva.

39.jpg

Antes de irnos hemos entrado a un sitio donde vendían pinturas y donde habían fotos de las numerosas películas que se han rodado allí, como: Gladiator, La Momia o series como Juego de Tronos.

El tipo de técnica que utiliza para pintura nos ha gustado, mezclando agua y otras cosas con menta (para el verde) o con amapola (para el rojo)… y después pasarlo con fuego para conseguir el color más pronunciado. Hemos comprado un lienzo y 2 postales con el símbolo de la bandera Bereber, que significa “ser libre”.

Una vez realizado el book fotográfico, retomamos la ruta pasando por tramos más verdes y otros más rojizos, pueblos de barro. Por la carretera también se observan muchos niños con la mochila de vuelta del colegio.

Pasamos por Ouarzazate también conocida como “la puerta del desierto”, y seguidamente por los estudios donde se ruedan algunas escenas “Atlas studios”.

En el pueblo, el guía nos recomienda que entremos en un supermercado para comprar alcohol, para el día siguiente en el desierto porque no habrá. Son varios los sitios donde no venden ni sirven alcohol porque la religión lo prohíbe

Una vez llegamos al Valle de las rosas (Kalaat M’Gouna), observamos los rosales que todavía no han florecido (la época es en Mayo) y hacemos una parada en una cooperativa donde nos explican el proceso desde que se recogen las rosas hasta que se convierte en perfume, cremas, etc.

Y para acabar el día antes de llegar al Riad, le pedimos al chofer que nos lleve a un lugar donde ver el atardecer. Así que después de meternos por callejuelas y preguntar a unas mujeres logramos llegar a un rincón donde lo contemplamos maravillosamente.

42-e1557903131918.jpg

Cuando llegamos al riad nos enamoramos de las vistas  y del riad en sí, es muy bonito y la gente es muy amable. La única pega, es que la señal wifi estaba al máximo pero no funcionaba.

Para cenar nos pusieron todo un banquete. El comedor era acogedor, estábamos con unos belgas también simpáticos. Al finalizar la cena nos hicieron una representación de los canticos y danzas típicas bereberes e incluso nos sacaron a bailar y nos dejaron los instrumentos para que luego probáramos nosotros. Fue divertido!

IMG_20190503_143459.jpg

Alojamiento: Kasbah Itran
Curiosidades
  • Los colegios de Marruecos se detectan por los colores en las fachadas
  • Hay porterías de fútbol y canastas en algún lateral de las carreteras
  • El color de los taxis en las ciudades a veces guarda relación con la zona, en el caso del Valle de las rosas los taxis son rosas o blancos con una raya en diagonal rosa.

DÍA 5. GARGANTAS DEL TODRA, DESIERTO DE MERZOUGA (SÁHARA)

Las chicas nos levantamos pronto para darnos una ducha y hacer unas fotos del Riad y los paisajes. Amanecimos sin electricidad (creemos que la cortan para ahorrar energía) y nos duchamos y vestimos con la linterna del móvil.

La luz del día es perfecta para unas buenas fotos del paisaje y de los rincones del riad.

Empezamos a desayunar sobre las 8:15h, a medida que vamos comiendo van trayendo más cosas deliciosas.

A las 9h empezamos la ruta y pasamos por varios miradores de aldeas bereberes de barro y zonas de palmerales que dominan el valle. Pueblos donde son típicas las frutas y los dátiles.

La parada estrella es en las Gargantas del Toldra. Es un imán para escaladores. El sitio nos gustó mucho, aunque el recorrido que se hace a pie es muy corto.

Antes de comer y para ir metiéndonos en el ambiente Bereber, paramos en una tienda donde tal y como llegamos los turistas nos cogen, nos meten a una sala llena de pañuelos y vestidos, nos visten y después salimos para que nos hagan una foto con la bandera. Todo muy teatrillo y como siempre luego si quieres compras algo y sino no. Además también te hacen tatuajes de henna, nosotras no nos hicimos.

Después del paseo por la garganta y los disfraces empezamos a adentrarnos en el Sáhara. En Erg chebbi nos esperaban los dromedarios para perdernos por el desierto y el encanto de las dunas doradas hasta el Campamento (unas 2h). Con nosotros viene un niño de 16 años que nos hace de guía y además lo adoptamos como uno más.

Pero antes nos paramos para hacer algunas fotos y esperamos a la puesta sol.

Al llegar al campamento observamos el paseo de carpas blanco con la alfombra central. Las nuestras estaban muy bien situadas, al lado del comedor y enfrente del lavabo (compartido). Todo se veía muy limpio!

IMG_20190503_143104.jpg

Después de una ducha, cenamos y disfrutamos de una fiesta de música bereber tocada por los lugareños y otros guías de allí.

Nos quedamos hablando hasta las 2h con nuestro guía y otro que también hablaba muy bien español.

Estuvimos un rato contemplando la luna que sólo le quedaba 1 día para la luna llena y por tanto no pudimos ver el cielo estrellado.

Alojamiento: Tienda de campaña en “Sahara desert luxury camp
Curiosidades
  • La gente del norte de Marruecos que tiene reuma baja en verano al desierto 5 o más días para enterrarse de piernas para abajo durante 5-10min en la arena, 2 veces al día. Mientras paseamos con el dromedario nos encontramos a una mujer que lo estaba haciendo.
  • Los bereberes y nómadas pueden vivir 100 años. Según dice nuestro guía, “el calor del desierto y la leche de camello les hace fuertes!”. Nuestro guía es un bereber, nativo del desierto.

DÍA 6. DESIERTO MERZOUGA (SÁHARA), BOSQUE AZROU CEDER, FEZ

Hoy nos hemos despertado temprano. Hemos dormido muy bien, la cama era muy cómoda.

A las 6:30h  es de día pero nos subimos a una duna per ver la salida del sol.

53.1.jpg

El silencio es asombroso, con nosotros ha estado un guía que hablaba muy bien el español y ha ido hablando de cómo ha evolucionado la vida en el desierto. Desde los nativos como los turistas, que actualmente tenemos agua caliente y hasta wifi. Además de indicarnos lo cerca que estamos de la frontera con Argelia.

El desayuno estaba bien, lo único que no nos ha gustado es la leche, porque era de dromedario y está muy fuerte y la mantequilla también.

Ayer por la noche hablamos con la agencia para preguntarle si sería posible hacer la vuelta con 4×4 (porque lo vimos a la idea y nos pareció muy chulo) y nos comentaron que eso lo teníamos que preguntar a la gente de aquí. Así que lo preguntamos y nos dijeron que sí.

54.jpg

Nos despedimos de nuestro amigo jovenzuelo y nos metimos en el 4×4. Pero esta vez tuvo que venir con nosotros una chica china que se había quedado “tirada” y íbamos muy apretados en el coche (de ahí que no tengamos fotos) y además, en vez de ir por las dunas fuimos por el otro lado del desierto donde no es arena dorada sino piedras negras volcánicas. No era lo que esperábamos pero fue una experiencia más!

En el trayecto pasamos por la frontera con Argelia.

Al llegar a un pueblo dejamos a la chica china, que fue recogida por su guía y después avanzamos un poco más hasta reencontrarnos con nuestro chofer.

En esta carretera nos sorprendió ver a niños con zorros casi recién nacidos en las manos, nos dejaron cogerlos! eran muy pequeños.

Después nos hicimos las últimas fotos en el desierto, a modo de despedida.

De ahí hemos empezado la ruta hacía Fez. Parando en la ciudad de fósiles minerales de Erfoud y en el mayor oasis de palmeras llamado Tafilalt Oasis.

Tafilalt Oasis

Hemos hecho fotos a algún que otro mirador y hemos comido (como siempre en un sitio turístico). Este recorrido es más verde, hemos tenido algún tramo de lluvia incluso.

Hemos visitado el bosque Azrou de cedros, donde los protagonistas son los monos.

En poco rato hemos pasado del calor y el paisaje del desierto, al frío en el bosque.

Además también hemos pasado por la ciudad de Ifran, considerada como la Suiza de Marruecos, donde vive la gente rica.

Al llegar a Fez, el chofer nos dejó en una calle cercana al riad. Ya que dentro de la medina, las calles son muy estrechas y los coches no entran. Primero fuimos al riad de los chicos (esta vez estamos separados porque en la reserva del viaje ellos se sumaron más tarde y no quedaban habitaciones en nuestro riad). La entrada era pequeña pero acogedora. Tomamos el té de Bienvenida y el guía nos acompañó a las chicas a nuestro riad (a unos 10 minutos).

El comedor de nuestro riad a diferencia del otro es más grande y más elegante. La habitación es rustica y bonita. Lo bueno que tiene este riad es la terraza, con vistas muy buenas de la ciudad.

Una vez dejamos las cosas, nos dirigimos al riad de los chicos para cenar (ellos tienen incluidas las 2 cenas porque el riad es inferior al nuestro).

Aunque el camino parecía fácil cuando llegamos, nos perdimos al intentar llegar. A pesar de que Laura tenía internet en el móvil hay callejones que no aparecen. Finalmente le preguntamos a un chico y nos indicó como llegar, y lo conseguimos!

Cenamos ensalada marroquí y pastilla. Estuvimos un rato charlando en el comedor y en la terraza y luego el guía nos acompañó a nuestro riad.

No es nada aconsejable ir sólo/a por la medina de noche.

Alojamiento: Riad Fez Yamanda  (chicos): Dar Akram

DÍA 7. FEZ

Por la mañana al levantarnos nos duchamos, desayunamos algo completo y esperamos a que venga el guía local.

Para nuestra sorpresa aparece Ahmed, ha habido un mal entendido con el guía.

Al reunirnos con el chófer, vamos hasta uno de los miradores de la ciudad, La fortaleza sur y nos reunirnos con una mujer guía que ya está con un grupo de holandeses pero se ofrece a estar también con nosotros e ir traduciendo igualmente todo. Su español es bueno porque está casada con un español y estuvieron viviendo un tiempo en Almería.

 

De primeras Fez (la ciudad de la artesanía de Marruecos) me resulta más bonita y atrayente que Marrakech y además tiene una medina muy grande.

La primera parada del Tour fue una alfarería. Ha sido una visita interesante porque nos han ido explicando paso a paso como crean los jarrones, platos, etc.

FOTO

Cada uno tiene sus funciones, los hombres hacen los dibujos y las mujeres los pintan. Lo que es sorprenderte es la manera en como hacen los mosaicos y sus resultados.

FOTOS

Después nos dirigimos a la medina donde nos explica que está dividida por la zona que había sido de los provenientes de Andalucía y la otra parte de los tunecinos, y que la divide un río que pasa por debajo y sólo se exterioriza en un tramo. Es muy moderno para su entorno y tiene un pequeño aspecto veneciano.

FOTO

Empezamos por la zona andaluza, recorremos cortas y estrechas calles, algunas muy estrechas, hay puestecitos de todo y hay mucha gente.

FOTO

Por dentro de las calles sólo está permitido el acceso a peatones, burros y mulas, Los locales para avisarte del “peligro” y que te apartes dicen “balac”.

FOTO

Paseando por las calles y a pesar de todo el movimiento que hay nos parece que es más limpia que Marrakech y la gente es muy amable.

Al empezar a caminar primero hemos visitado la universidad más antigua del mundo, Mezquita Al Karaouine.

Fue fundada en el año 859 por una mujer llamada Fátima. Es muy famosa por su gran biblioteca. Sólo está permitida la entrada a las personas que siguen la religión islámica. La guía nos ha dicho que mañana (viernes), el día de rezo, miles de musulmanes rezaran ahí.

FOTO

También hemos pasado por la Medersa Bou Inania. Las escuelas coránicas más importantes y mejor mantenidas que visitar en Fez.

Hemos seguido callejeando y hemos pasado por una pequeña plaza muy famosa, plaza Seffarine. En el zoco hay varias zonas distribuidas por diferentes oficios, en esta plaza se puede ver uno de los más antiguos, los artesanos producen calderos, ollas, bandejas… Por lo que en toda la plaza se escucha el sonido de los golpes del metal.

Cuando hemos estado nosotros 2 hombres con trajes tradicionales estaban haciendo un espectáculo.

FOTO

Después hemos ido a otra plaza donde, de los carpinteros, se encuentra una de las fuentes más bonitas y famosas de la ciudad, Fuente de Nejjarine, al lado del Museo Nejjarine (museo de arte y artesanía).

FOTO

Visitamos las escuelas coránicas de Madrasa Al Attarine, es uno de los edificios más bonitos que ver en Fez. Su patio interior con la fuente de mármol es bonito y la cúpula de madera también. Vale la pena subir a los pisos de arriba para visitar las habitaciones en que residían los estudiantes. La entrada nos costó 2€.

FOTO

Seguidamente vamos hacia el edificio de la cúpula verde, en la zona más sagrada de Fez, el Mausoleo de Mulay Idrís II. Ahí está la tumba de este hombre que fundó la ciudad. Sólo pueden entrar musulmanes por lo que las fotos son desde la calle.

FOTO

Como he comentado antes el zoco tiene zonas donde están divididos diferentes oficios. No hemos seguido exactamente el orden descrito anteriormente pero sí que hemos podido visitar en cada zona los oficios más destacados y muy amablemente nos han recibido en cada uno de ellos con una sonrisa y han dividido el grupo para explicarnos a cada uno en nuestro idioma y de manera más personalizada como se fabrican los productos.

Primero hemos visitado una tienda muy grande donde tenían un telar muy antiguo, donde hacían parte de los productos que vendían. Todos los materiales utilizados son naturales: seda vegetal del cactus, lana de oveja, etc. Podías encontrarte centenares de pañuelos, fundas para la cama, como dicen ellos tamaño (1 hombre y 4 mujeres) y muchos artículos más.

Después hemos ido a una cooperativa de mujeres que fabrican alfombras. El hombre que nos ha explicado todo ha sido muy amable, nos han invitado a un té con meta mientras esperábamos. Nos ha parecido fascinante la historia que hay detrás de cada alfombra.

La mayoría de ellas son alfombras con símbolos bereberes, que pertenecen a la familia de la que proceden. En función del tamaño, los materiales utilizados, si son reversibles o no, si están a doble nudo y utilizando varias técnicas y el tiempo disponible, una mujer puede tardar más de 3 meses en hacerla.
En la sala donde estábamos había centenares de diferentes tamaños, todas ellas con una etiqueta de calidad detrás donde aparece un número que es el “nombre de la mujer” que lo ha hecho, la firma del sitio, la calidad, etc.
Las alfombras son caras, según nos han dicho los que se gastan más dinero son los americanos, han llegado a vender alfombras por más de 2.000€ por un tamaño no muy grande. Están dispuestos a pagar tales cantidades.

FOTO

Después hemos ido a comer a un restaurante más bien lujoso y que se encontraba camuflado en callejones. A pesar de ello, estaba lleno.

FOTO

Para finalizar hemos ido a la zona de curtidores, donde hemos hecho una de las fotos más típicas de Fez. La más grande es la Curtiduría Chouwara. Es una cooperativa en la que trabajan 30 familias.

A la entrada nos han dado una rama de menta, para contrarestar la mala olor que se concentra de todas las fosas. Desde el balcón hemos podido contemplar las fosas llenas de diferentes tintes de color que se utilizan en la coloración del cuero.

El chico que nos ha explicado el proceso, nos ha dicho que el fuerte olor proviene de uno de los pasos por los que pasan las pieles, y es por los excrementos de paloma.
Los trabajadores para pasar de un deposito a otro los hacen caminando por encima.
Además las pieles que utilizan son sólo de animales que comen: vaca, cabra, cordero y camello.
Los colores para el cuero los obtienen de manera natural de azafrán (amarillo), menta (verde), amapola (rojo), etc

FOTOS

Después de seguir explorando toda la zona del zoco, nos hemos despedido de la guía y nos hemos reunido con nuestro chofer, al que le hemos pedido que nos dejara en la puerta más cerca de la medina desde el riad para perdernos nosotros por nuestra cuenta.

Hemos recorrido las callejuelas llenas de souvenirs, tomado un té en una terraza (que prometía más) donde habían chicos jóvenes tomando té y cantando y tocando música bereber.

Antes de volver al riad, hemos ido a la famosa Plaza R’cif donde se encuentra la puerta azul. Está en una zona muy transitada tanto de peatones como de coches.

FOTO

Como se acercaba la hora del atardecer decidimos volver al riad. Más o menos hemos tenido cuidado a la hora de caminar por la medina, sin meternos en callejones, para no perdernos y hemos sabido salir. De hecho, durante el recorrido hemos visto algún cartel donde ponía “usted está aquí”.

FOTO

Hemos salido por una de las puertas de la muralla (la muralla hace 14km y 14 puertas), donde había un mercadillo de gente que no daba muy buenas vibraciones, Delante quedaba el cementerio (uno de los más grandes de Marruecos), hemos empezado a bordear la muralla, pero antes hemos preguntado a unos militares si íbamos en la dirección correcta.

Cuando ya nos hemos situado hemos ido a nuestro riad (el de las chicas) porque las vistas de la terraza son espectaculares para ver el atardecer.

FOTO

Después hemos ido al riad de los chicos para cenar. Hoy tocaba sopa y tajin.

FOTO

Alojamiento: Riad Fez Yamanda  (chicos): Dar Akram
Curiosidades
  • Tipos de arcilla en Marruecos: blanca, gris (para todo, origen volcánico, muchos minerales. 7h secando, se convierte en blanco. roja (ladrillos)
  • Como hay muchos niños, hay 2 turnos en los colegios públicos. Los de mañana van de 8 a 12h y los de tardes de 14 a 18h.
  • En el s.VIII se expulsaron a centenares de familias de Andalucía que fueron las que se trasladaron a una parte de la medina. Algunas de esas familias estaban formadas por judíos y musulmanes. 100 años después sucedió algo parecido en una ciudad de Túnez. Estos se instalaron en la otra parte de la medina.
  • La medina de Fez tiene más de 400 calles entre principales y secundarias (500 barrios), por lo que realmente es una la ciudad que necesita ser descubierta con la ayuda de un guía local oficial.
  • Como dice la guía, en la medina se conocen casi todos. Cada 10 barrios hay 1 cartero. En caso de que le cueste encontrar la dirección o necesite entregar algo pero no se encuentren las personas en casa lo deja en algun establecimiento para que luego lo recojan.
  • Las mujeres tienen la obligación de estar en casa atendiendo a la familia, ir a comprar, cocinar y por eso para ellas el día del rezo no es obligatorio. Las que fabrican alfombras deben sacar tiempo de su tiempo libre para hacerlo.
  • En cualquier lado te ofrecen porros como si nada.
  • La típica alfombra del desierto tiene: bordado, anudado y tejido. Algunas de ellas tienen por un extremo flecos y por el otro “círculos” para poder colgarlas.
  • En los edificios tradicionales donde hemos entrado siempre se buscaba que hubieran 4 elementos: una fuente, pilares, mosaico, madera de cedro (con grabados del Corán y poesía)
  • Los taxis son rojos

DÍA 8. VOLUBILIS, MEKNES, CHEFCHAUEN

Salimos a las 8.30h del Riad para emprender el viaje a “La perla azul” o Chefchaouen. Pero antes nos despedimos de Fez, desde uno de los miradores del lado norte de la ciudad.

FOTO

Durante el trayecto el paisaje es de campos de cultivo, muy verde, con muchas flores (de ahí que en la zona vendan miel), campos de trigo, etc. Un paisaje diferente a lo que hemos visto hasta ahora.

Como siempre hacemos algunas paradas típicas para tomar unas fotos o comprar naranjas!

FOTO

La primera parada es al yacimiento arqueológico de Volubilis (entrada: 7€). Es lo que se conserva de cuando estuvieron los romanos en Marruecos. En 1997 fue incluido en la lista del Patrimonio de la humanidad de UNESCO, pero la entrada es cara para lo que se conserva y los pocos paneles informativos que hay.

FOTOS

Al ser viernes (día de rezo), nos encontramos a un grupo de niños que estaban de excursión con el colegio.

Aprovechando que estamos por ahí, pasamos por el pueblo de al lado donde hay un mirador muy bonito, lástima que no se aprecia en la foto.

FOTO

Y de ahí retrocedemos para volver a Mekness (no sabemos porque no hicimos está parada antes cuando venía de camino, nos hubiésemos ahorrado tiempo). Es una de las ciudades imperiales, la menos conocida, pero fue muy importante en el pasado.

La visita fue express, nos dejaron 15 minutos para ver la plaza y algunas de las entradas a la Medina. Está la puerta más grande de África. Nos dio tiempo de ir al lavabo y ver la plaza. También había muchos niños y un escenario porque iban a hacer una fiesta.

FOTO

Sabemos que hay muchas cosas interesantes para ver en la ciudad: un mausoleo, el palacio real, una gran prisión subterránea, etc. Pero no teníamos tiempo. Después de haber visto Marrakech y Fez podríamos haber omitido esta parada sin problemas.

Como retrocedimos perdimos tiempo que podríamos haber invertido en Volubilis o Chouen.

Hicimos la parada para comer. Está vez les pedimos que nos llevarán a un sitio local, acabamos en un bar pequeño, tipo carnicería, donde nos cocinaron diferentes carnes al momento, en unas condiciones menos higiénicas que en los anteriores sitios, pero ya sabíamos a lo que nos exponíamos. De todas formas fue barato y bueno!

FOTO

Lo que quedaba de viaje lo hicimos del tirón hasta Chouen. Cruzamos por hermosos paisajes, planicies de trigo, flores silvestres y típicas casas con techos de metal. El área es conocida por su buena calidad de miel y mantequilla.

Primero paramos en la primera puerta.

FOTO

Después fuimos a una pequeña plaza donde había muchos coches, y donde nos pasó a buscar el chico del Riad (habla perfectamente español) con una chica valenciana que estaba de intercambio con más catalanas en el Riad.

El Riad estaba bien situado, en el meollo de calles azules.

FOTOS

A nosotros nos dieron las llaves de un mini apartamento con: 2 habitaciones un poco estrechas pero acogedoras, 1 baño y cocina. Además hay una terraza con buenas vistas.

Cuando dejamos las maletas aprovechamos la luz del día para perdernos por las calles, el pueblo es pequeño. Vale la pena callejear y perderse por las calles azules, tiene mucho encanto y la gente es amable. Le haríamos fotos a cada fachada y a cada rincón!

FOTOS

Antiguamente habitaron andaluces y se conservan todos los carteles en español, incluso en las calles se puede leer el nombre de la calle y “Ayuntamiento..”, la mayoría de la gente sabe nuestro idioma.

Este fin de semana y con motivo de la semana santa casi todos éramos españoles. Por lo que para las fotos típicas había colas…

FOTOS

Para cenar todo el mundo te busca en la plaza para que vayas a su restaurante, acabamos en uno con terraza desde donde pudimos ver el espectáculo que se estaba haciendo.

(Anécdota) A continuación Jose y yo nos fuimos al Riad porque estábamos mal del estómago y yo tampoco me encontraba bien (dolor de cabeza, malestar, frío…). Entonces le enviamos un WhatsApp al propietario para preguntarle si tenía una estufa porque igualmente el Riad es frío, y su respuesta fue “tuvimos en el pasado pero gastaba mucha electricidad y ahora no tenemos”, así que cogí las mantas que había por allí.

Mientras tanto, Javi y Laura dieron una vuelta nocturna por el pueblo.

FOTOS

Alojamiento: Casa Elias
Curiosidades
  • Este pueblo lo podéis encontrar escrito de 4 maneras: Chefchauen, Chouen, Xauen o El Aaiún

DÍA 9.CHEFCHAUEN – ASILAH

El desayuno lo servían a las 8.30h pero entre duchas con agua fría y organizarnos la maleta empezamos a las 9h y enseguida salimos para aprovechar la mañana antes de irnos a Asilah.

El desayuno es el típico de todos los Riads. Leche, zumo, pan, tortitas típicas marroquís con queso y mermelada y té.

Seguíamos encantados con el pueblo, no queríamos irnos de aquí y aunque el conductor y el guía nos ofrecieron comer al lado de unas cascadas (no estaban de camino) antes de llegar a Asilah, preferimos quedarnos más tiempo en el pueblo y quedarnos a comer.

FOTOS

Después de comer fuimos directos al pueblo costero de Asilah. Al llegar nos esperaba la mujer del Riad. Es una madrileña amable que nos dio un mapa y nos explicó lo más importante de ver. Lo más famoso es el puerto y la medina que es muy pequeña.

Lo primero que hicimos fueron unas fotos en el Puerto. Poco a poco estaba bajando el sol y aprovechamos para hacer algunas fotos.

FOTOS

Después, antes de quedarnos sin luz decidimos recorremos toda la Medina.

FOTOS

Las casas son blancas con algunos toques de azul para darle un toque marinero. Además algunas fachadas te sorprenden con grafitis/murales que le dan un toque diferente pero acertado! Nos pareció un pueblo bonito también. Se respiraba mucha paz.

FOTOS

Para cenar vamos a un restaurante regentado por un español (La Place) pero con trabajadores marroquíes, escogimos este sitio porque junto con otro español (Casa Pepeson los únicos que venden alcohol y a los chicos les apetecía una cerveza. Además también pudimos pedir otro capricho que hasta el momento no habíamos comido en condiciones, pescado!!

Después junto con el guía y el chofer vamos a una especie de pub, para tomar un té. El sitio era bastante chulo, la decoración era entre cosas relacionadas en el mar y algún que otro fósil. Todavía nos sorprende el coincidir en cafés o pub con jóvenes locales y que ellos queden para charlar mientras toman un té, y no una cerveza (tienen prohibido el alcohol) como haríamos en España.

Alojamiento: Christina’s House
Curiosidades
  • Este pueblo lo podéis encontrar escrito de 3 maneras: Assilah, Asilah o Arcila.

DÍA 10. AEROPUERTO DE TÁNGER – MADRID

Después de un buen desayuno nos dirigimos hacia el puerto de Tánger para despedirnos de Jose, quien ha cogido el barco de regreso a su tierra (Andalucía).

Iniciamos el viaje siendo los 4 unos desconocidos pero las despedidas después de tantos días de convivencia juntos siempre son difíciles!

FOTO

Después quizá nos habría dado tiempo dar una vuelta por Tánger pero viendo la ciudad desde el coche no nos pareció muy interesante, parece más una ciudad europea. En su lugar hemos ido a una “copistería” para que nos imprimieran las tarjetas de embarque (es obligatorio llevarla impresa, no sirve el móvil), como era de esperar lo hicieron a un ritmo muy calmado y al acabar ya no teníamos tiempo de recorrer nada.

Fuimos directos al aeropuerto para que Laura y yo cogiéramos el vuelo a Madrid. Javi se quedaba 1 día más en Tánger.

FOTO

Al aeropuerto hemos llegado con 3h de antelación (a pesar de que no teníamos que facturar) porque nos llegó un correo de que este fin de semana en los aeropuertos marroquís había mucha gente y los controles iban muy lentos y se aconsejaba llegar con 3h de antelación para asegurarse coger el vuelo. Al llegar nos dimos cuenta que dicho problema era inexistente.

Nos acercamos al mostrador para que nos sellaran la tarjeta de embarque (paso también obligatorio), rellanamos el papel de inmigración y al cabo del rato cuando abrieron el control de seguridad lo pasamos sin apenas cola, después el del pasaporte y por fin llegamos a la zona de Dutti free.

No os esperéis gran cosa, ni los carteles enormes que informan de las puertas de embarque… todo está ahí mismo. Si tenéis que comprar souvenirs no lo dejéis para el último momento porque igual os parece que hay poca cosa y es caro.

FOTO

(Anécdota) La mayoría de la gente éramos españoles, como ha sido al medio día (hora de comer) todos hemos ido a la única cafetería que hay, sólo tenían: sándwich, bocata de jamón y queso que no tenía muy buena pinta o quieche. Laura y yo hemos llegado de las primeras y hemos pedido quieche, pedimos que nos la calentaran pero tardaban mucho, el mostrador se estaba llenando de gente quejándose de la tardanza y de las existencias de todo, se estaban acabando. Nosotras a pesar del caos y que la gente que se ha colado conseguimos las quieche calientes pero otros no corrieron la misma suerte porque el horno se estropeo, por lo que mucha gente llegó a España con hambre. Recomendación: supongo que hemos tenido mala suerte pero ir al aeropuerto con algo de provisiones por si acaso!

A las 16h hemos cogido el vuelo a Madrid, en 1h estábamos ahí!

Al llegar nuestros caminos se han separado, Laura para coger el tren a León y yo el bus nocturno a Barcelona.

Ha sido un gran viaje!

CURIOSIDADES MARRUECOS
  • Souvenirs típicos: imanes con forma de ventanas típicas, aceite de argán y varios productos de cosmética, juegos de vasos para el té, lámparas, especias, piedras y fósiles, manoplas para exfoliación, alfombras….
  • Las olivas las ponen para picar hasta en el desayuno, hemos probado las de muchas regiones y podemos decir que tanto las verdes como las negras están muy buenas.
  • La gente del sur y bereberes es más amable que los del norte.
  • La mayor afluencia de turistas son de: Francia y España. También hay muchos chinos y todos los guías se ríen mucho de ellos, por la cantidad de fotos que hacen a todo y lo poco que viven el momento y el lugar donde están. No lo disfrutan!