Etapa 1.- Irun- Deva 86 km

Etapa 1.- Irun- Deva 86 km

Són las 21.30 de la noche. Llego a la estación de autobuses de Sants. Tengo que preparar la bicicleta para poder meterla en el autobús. Así que saco la rueda delantera y la embalo con film transparente (ese del supermercado), con un paquete hay más que suficiente.
a las 22.30 sale el autobús con retraso. Va llenísimo de gente. Se nota que empieza la semana Santa. La noche se hace larga, mucho ruido y una parada en medio del viaje que hace desvelar a todo el bus.
Finalmente, a las 6.30 de la mañana llego a Irun. Me pongo al lado del autobús a montar la bicicleta. Casi no hay luz, así que me las apaño como puedo.  Antes de las 7.00 de la mañana ya lo tengo todo listo, bicicleta equipada y yo vestida para la aventura.  Salgo de la estación de bus en busca de las flechas.

Aunque no ha salido el sol, no hace demasiado frío. El pedaleo se hace ligero por las calles de Irun y las flechas se ven a la perfección. Me meto en unos caminos del señor que, DIOS, debía de haber seguido la carretera. Mira que me lo habían dicho, incluso había leído en la guía que no me debía confundir… pero bueno, supongo que los nervios del primer dia te han dudar de tus pasos.  me confundo de camino, me mento por pistas inpracticables, vuelvo atrás y vuelvo al camino que, con alforjas cuesta de subir. Por fin llego a la Hermita de Guadalupe y de ahí, un poco malhumorada por mis inicios, decido coger la carretera.
Ahora el camino es mucho más llevadero. Casi no pasan coches, no hace frío, el día es claro, el sol todavía no es fuerte… Parece que todo va sobre ruedas.
Mi aventura en solitario me la tomo con filosofia, haciendo fotos e intentando ir lo más cerca del camino posible (siempre que sea ciclable).  Una larga bajada me lleva hasta Pasajes, donde cojo una pequeña barquita que me acerca a la otra orilla, y sigo pedaleando, un trozo por carretera hasta llegar a San Sebastian.Rodeo toda la playa de la concha y paro ha hacer el primer desayuno del día, sentada al lado del mar. Mi bocadillo aún aguanta, el sol empieza a picar así que crema en mano, agua y gafas. Debemos seguir pedaleando.
Dicen que la subida que viene ahora, la que va cerca del parque de atracciones es dura, así que voy poquito a poquito, sin prisa. Sigo las flechas que me llevan a unas pequeñas carreteritas secundarias de casitas monisimas. Hay muchos peregrinos o nosé si son domingueros que hacen pequeños tramos del camino. Es todo precioso y la pista totalmente ciclabe y asfaltada. veo al mar a mi derecha. Me encanta.
18010257_10212326616577499_2176826764846103883_n
La cosa se empeiza a complicar cuando me meto por un sendero que se estrecha cada vez más. Aunque mis alforjas son buenas y no se mueven por el ajetreo de las grandes piedras, mi cabeza me dice que debo bajarme si no quiero acabar en el hospital el primer dia de ruta. Así que toca empujar la bicicleta. Quizá unos 20 minutos aproximadamente hasta que encuentro de nuevo la carretera que me llevará de bajada a Orio. Ahí, me pongo en contacto con unos amigos que viven en Zarauz, para hacer un pequeño pica-pica y saludaros. Son mis amigos vascos, aquellos que conocí hace 4 años en la ruta del Ebro. Así que me indican que vaya mejor por carretera, que es una subida pero que se hace en un plis. Y razón tenían!
17952698_10212326615857481_7140424924913811666_n

El Sol pica de verdad, así que cuando me encuentro con ellos me pongo protector solar y me cambio el culot largo por el corto. Tomamos unas croquetas, un refresco y enseguida emprendo el camino de nuevo, todo por la costa, atravesando Zumaia (precioso, por cierto).

En Zumaia dejo de lado el mar y me adentro un poco con el sol quemandome la cabeza. Me toca asumir el puerto de Itziar y no se si era el calor, el cansancio, el haber dormido poco o qué, pero se me hizo durisimo.
Por fin, llego a itziar y bajo carretera, encontrandome con el Mar.

Son casi las 16.00 de la tarde, pero decido parar. El día ha sido largo. son 86 km los que he pedaleado sin apenas dormir. No puedo quemarme al primer día. Busco el Albergue que está en la misma estación de tren. Antes, debo ir a pagar los 5€ a la oficina de turismo. Compro un Nestea y me instalo. Hay muchos peregrinos para ser el primer dia de Semana Santa!! Ducha, y paseo por la Playa. Compro un poco de pan y embutido para mañana que es Domingo.
Mi aventura acaba de empezar.
Anuncios