Día 1. Viaje y llegada a Kuala Lumpur

Después de dos años donde la Pandèmia no nos ha permitido viajar a países exóticos y diferentes del otro lado del mundo, por fin ha llegado el dia tan esperado.

Esta vez hemos reclutado a otra Sara, una compañera de universidad que decidió unirse a nuestras aventuras sin pensárselo demasiado.

A las 5 estábamos en el aeropuerto del Prat de Barcelona, embalando las mochilas con papel film (porque somos catalanas y con 1 euro embalamos 3 mochilas y más). Debíamos volar con Malasia Airlines pero finalmente nos cambian de compañía y vamos con Qatar (qué bien, pensamos).

El primer vuelo dura casi 7 horas. Hacemos escala en Doha. Debían de ser escasas 3 horas pero se han convertido en otras 7 por un retraso de la aerolínea. Durante el tiempo de espera, hemos paseado por el aeropuerto y reclamado comida por el retraso, así que hemos cenado con el dinero que nos daban y hemos acabado de pasar el rato hasta que hemos embarcado nuevamente.

Este vuelo era de casi 8 horas pero la mayor parte del tiempo la hemos pasado durmiendo (o intentando dormir).

Una vez aterrizadas, pasamos los respectivos controles, recuperamos nuestras maletas, cambiamos algo de dinero (poco porque el cambio en el aeropuerto es malo) y vamos en busca del bus que nos lleva al centro.

Tras esperar 20 minutos, nos montamos al autocar (que, por cierto, ya vemos que aquí conducen al revés que en España) y pasamos los siguientes 60 minutos hasta llegar a la estación central de Kuala Lumpur. Durante el trayecto, el bus ha parado en una gasolinera para repostar. Ha repostado sin apagar el motor y ha puesto 153 litros por sólo 73 euros!

Hemos llegado a la estación central de Kuala Lumpur y de ahí hemos ido a cambiar dinero (pues decían que aquí era uno de los sitios donde había mejor cambio). Luego hemos comprado los billetes de bus para mañana al medio día dirección George Town y, seguidamente cogemos el monorail hasta la parada más cercana a nuestro hotel. Una vez llegamos nos dicen que no tenemos reserva. Tras una larga y tendida conversación en inglés, le enseñamos la reserva de bokking y parece que nos da la habitación. Veremos mañana si nos dejan salir sin poner pegas!

Hemos callejeando hasta las torres Petronas, nos hemos hecho fotos y hemos seguido caminando hasta Chinatown. Finalmente hemos ido al night market cercano al hotel para cenar algo y pronto al hotel, necesitamos descansar para todo lo que nos espera!!!

Zona mirador Torres Petronas
Anuncio publicitario

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s